El fiscal Federico Espinoza aclaró que el ministerio Público no descartará ninguna de las hipótesis en las causas del accidente aéreo en que murió Lino César Oviedo. Entre las versiones se maneja una falla mecánica, una tormenta y un atentado.

El agente del ministerio Público acudió a la Morgue Judicial, donde se guardan los restos de Lino César Oviedo.

A su salida, el investigador indicó que se levantarán más elementos en la zona del accidente, en Presidente Hayes, Chaco paraguayo.

Sobre la hipótesis sobre un posible atentado, el fiscal aclaró que ninguna sospecha puede ser descartada.

“Todas las hipótesis son válidas. No podemos aún concluir nada”, aseveró en rueda de prensa.

Aclaró que la investigación aún está en una primera fase y que una conclusión podría demorar.

Una de las versiones, señaladas por testigos, es que el propio Oviedo insistió en realizar un vuelo nocturno cuando el Robinson 44 no estaba equipado para el efecto.

Igualmente, se menciona que una tormenta afectó a la aeronave y provocó su caída.

Por otra parte, algunos dirigentes del Unace aseguran que se trató de un atentado.