Caracas. Al menos dos personas murieron y otras 23 resultaron heridas hoy tras una jornada de marchas en Caracas y en varias ciudades de Venezuela convocadas por la oposición para protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro, que reaccionó denunciando planes para generar caos en el país.

Al término de una jornada que comenzó con una manifestación pacífica de miles de personas por el centro de Caracas, grupos de encapuchados se separaron de la marcha, atacaron la Fiscalía General y quemaron vehículos de policía.

La fiscal general, Luisa Ortega Díaz, confirmó a los periodistas frente a la fachada destrozada de la Fiscalía la muerte de dos personas en Caracas tras recibir impactos de bala así como un número de 23 heridos.

"Hasta ahora en el país tenemos dos personas fallecidas", informó.

Las protestas, que tuvieron su réplica también en marchas de agrupaciones chavistas, volvieron a caldear el clima político en Venezuela, entre llamados de la oposición a promover un cambio en el país y denuncias del gobierno sobre supuestos planes de desestabilización.

La jornada comenzó temprano, con una marcha de los dirigentes juveniles de la oposición hacia la sede de la Fiscalía General en Caracas para pedir la libertad de un grupo de personas detenidas durante las protestas de los últimos días en el interior del país.

Según pudo constatar Efe, un grupo de manifestantes que participaba en la marcha se separó de la concentración alrededor de una hora después de su llegada al edificio y se enfrentó con las fuerzas policiales apostadas a unos cientos de metros.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez, informó que había más de 25 detenidos por "haber agredido a fuerzas policiales con suficientes elementos que lo evidencian con los destrozos causados en la Fiscalía".

La fiscal denunció la quema de vehículos y el daño a propiedades aledañas al Ministerio Público por parte de grupos de encapuchados y prometió "actuar con firmeza y contundencia" frente a lo que consideró "una acción planificada, premeditada para generar caos en el país".

En el mismo sentido se expresó Maduro, que afirmó en un discurso transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión que su gobierno tiene identificados a los autores materiales e intelectuales de los incidentes y comprometió su apoyo a la Fiscalía en las investigaciones.

"Toda la información que manejo indica autores materiales de esta violencia directos, pero también indica autores intelectuales", dijo durante un discurso desde el estado Aragua (centro-norte).

"En Venezuela estamos enfrentando un rebrote nazi fascista y lo vamos a derrotar. No habrá golpe de Estado en Venezuela, tengan la seguridad absoluta, que lo sepa el mundo", señaló.

El gobierno ha señalado como cerebro de estas manifestaciones al dirigente del partido opositor Voluntad Popular (VP) Leopoldo López, que ha convocado a asambleas de calle para debatir cómo sacar a Maduro de la Presidencia, una campaña que ha bautizado como "La Salida".

López es acompañado además en sus planteamientos por la diputada opositora María Corina Machado, que denunció hoy que el gobierno infiltró las protestas opositoras y acusó a agrupaciones chavistas de atacar "por la espalda" a los manifestantes pacíficos.

También desde la oposición, el excandidato presidencial Henrique Capriles condenó la violencia, asegurando que esas acciones no pueden manchar la demostración de protesta cívica ciudadana.

"Condenamos la violencia! La violencia jamás será ntro camino! Estamos seguros que la inmensa mayoría lo rechaza y lo condena!", indicó Capriles en la red social Twitter.

Las marchas a favor y en contra del gobierno fueron lideradas inicialmente por agrupaciones estudiantiles al amparo de la celebración en el país del Día de la Juventud.

Un sector de la oposición aprovechó la convocatoria para pedir "la salida" del gobierno de Maduro, denunciando los altos índices de inflación, inseguridad y desabastecimiento de bienes básicos.

El gobierno ha respondido denunciando planes golpistas de sectores "fascistas" y hoy Maduro dijo que todo aquel que marche sin tramitar antes un permiso ante las autoridades será detenido de inmediato.

En la parte oeste de Caracas grupos de jóvenes seguían prendiendo barricadas de basura incendiada en horas de la noche, pese a la intervención de la Policía.