Montevideo. El ex presidente de Uruguay, José Mujica, descartó la invitación del Senado de Brasil para que aclare sus dichos sobre Luis Inácio Lula Da Silva en los que dejó entrever que el ex mandatario brasileño estaba al tanto de los casos de corrupción.

"No me voy a dar al juego de criminalizar" al oficialista Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, aseguró Mujica en declaraciones que este viernes cita el diario local El País.

"Es un problema de Brasil", puntualizó quien gobernó entre 2010 y 2015.

"No obstante, en algún momento tengo una invitación por otro asunto para ir a Bahía y ahí voy a ir, y si me preguntan voy a relativizar lo que ya dije", anticipó.

La invitación del Senado de Brasil la cursó una comisión que investiga la red de corrupción que operó en el seno de la petrolera estatal Petrobras y que se extendió a partidos políticos.

En el libro "Una oveja negra al poder", escrito por los periodistas uruguayos Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz, Mujica afirma que Lula le confesó que en el poder tuvo que lidiar con "cosas inmorales y chantajes", lo que algunos asociaron con el escándalo de corrupción conocido como "mensalao".

Tras la repercusión del libro en Brasil, Mujica desminitió que Lula se haya referido al "mensalao".