El presidente José Mujica se refirió al pedido del gobierno de Estados Unidos de refugiar a cinco presos de la cárcel de Guantánamo. “Uruguay ha sido un país de refugio. Para nosotros es una cuestión de principios”, afirmó.

De todas formas, Mujica dijo: “Estamos lejos que esto se concrete, pero en todo caso serán hombres libres en nuestra realidad” y agregó: “Ese asunto de no salir del país por dos años, no sería otra cosa que un gesto voluntario de ellos para lograr salir de esa vergüenza y nunca una imposición nuestra. Jamás aceptaríamos ser carceleros de nadie”.

“Hemos tenido compañeros refugiados en todos lados. Esta es una cuestión de principio inalienable, no negociable”, manifestó el mandatario en la audición de la radio M24.

“Se podrá decir que habrá riesgo de esto y lo otro. Vivir siempre es enfrentar riesgos. Pero seguimos creyendo en las cuestiones de fondo que son las más valiosas. Me siento más firme que nunca en esta decisión”, expresó.

Ante la consulta del gobierno de Barack Obama a Uruguay, sobre el tema en cuestión, Mujica señaló que desde que se montó la cárcel de Guantánamo, en el gobierno de George Bush (hijo), la misma “ha funcionado como una vergüenza de la humanidad”.

Señaló además que la presidencia estadounidense de Obama “hace tiempo que lucha por terminar con esa vergüenza” que “hereda”, y “no le es fácil porque sus posibilidades y recursos están encuadradas en las potestades del senado”, indicó.