El presidente José Mujica reivindicó la permanencia de Uruguay en el Mercosur y apuntó contra los que a la primera dificultad quieren “tirarlo a la basura así nomás, como si fuera una bicoca”

“El Mercosur no es una panacea, pero no se puede afirmar que cuando surge una dificultad hay que tirarlo a la basura así nomás, con irresponsabilidad, como si fuera una bicoca. Solo pueden decir esto quienes tienen un sueldo seguro”, señaló el mandatario en su audición por M24. “No se puede salir con un cañonazo, diciendo esto así no puede seguir más”, agregó.

Mujica defendió así las negociaciones que este martes la delegación del gobierno uruguayo llevó a cabo en Brasil para solucionar el tema de las trabas comerciales a la industria automotriz. El acuerdo logrado fue criticado este miércoles por el senador colorado Pedro Bordaberry, quien acusó al gobierno de “entregar” a cambio parte de su soberanía.

El mandatario criticó sin mencionar nombres, “la actitud sistemática de encontrar el pelo en el huevo, la actitud de poner palos en la rueda, la actitud elemental politiquera de medir la realidad con interés cortito electoral por encima de la conveniencia del país. La actitud de que si algo se traba está mal y si se destraba también está mal”. “Solamente un fanático y un ciego pueden negar datos positivos que golpean la realidad”, añadió.

A continuación remarcó el hecho de que “en apenas seis días” de conocida la medida impuesta por Brasil de subir el arancel a la importación de automóviles, el gobierno uruguayo pudo establecer una mesa de negociación con Brasil.

El presidente comparó esta situación con la que vive el sector forestal uruguayo, que en 2008 se vio golpeado por la crisis financiera en Estados Unidos, quien era su principal comprador, y tuvo que “refugiarse vendiendo (sus productos) en Europa”. “Ahora también se les cayó Europa” y el gobierno no tiene a quién recurrir para revertir la situación, expresó. “No tenemos otro camino que el seguro de paro para aliviar la situación de estos trabajadores”, dijo.

Mercosur y apoyo político. Mujica reiteró durante su audición que las circunstancias que enfrenta el bloque regional no es el mejor, pero advirtió que esto “no se puede cambiar de un día para el otro”.

“Sus organismos no funcionan, sus laudos no funcionan y, entonces, no tenemos otro camino que el de la Cancillería y la negociación. Ese camino nos ha dado respuestas más de una vez” y "eso no es perder nacionalidad", manifestó.

“En otras partes del mundo no tenemos ni donde ir a hablar”, agregó haciendo referencia a mercados como Estados Unidos, Europa y Asia.

“Estas cosas son de una evidencia que lastiman”, afirmó.

En cuanto al problema surgido con la industria automotriz, señaló que lo que se debe “aprender” es que se necesitan “industrias que estén acordadas, trabajando, haciendo partes para esta región. Tenemos que tener un proceso productivo compensatorio y salir de las palabras altisonantes”, indicó.

“Con Brasil debemos negociar renglón a renglón”, adelantó y pidió apoyo para lograrlo. En estas políticas es necesario crear “intereses comunes” para que “no las cree solo el Estado”, a esto “se debe sumar la voluntad de los hombres”. “Necesitaríamos que no solo el gobierno, sino que la alta política del Uruguay apoyara, construyera, se comprometiera con estas cosas”, señaló.

Como contrapunto puso como ejemplo el caso de la patente única, “un problema que enfrentamos desde hace casi 50 años sin solucionar”, o el de la energía eléctrica para la interior. Ante las posibles soluciones que surgen, “se pone el grito en cielo como si se perdiera la virginidad” y esto por razones de pertenencia política, acusó. “Por favor, si no reaccionamos a esta mezquindad tan pequeña nos autocondenamos al subdesarrollo por nuestra incapacidad”, advirtió el mandatario.

Días pasados, el senador Luis Alberto Lacalle advirtió que no votaría ningún impuesto más durante este gobierno hasta que no se diera a conocer a dónde va el dinero. Y llamó a sus legisladores a posicionarse “lo más lejos” posible del las iniciativas del actual administración. Además, en declaraciones a La Diaria afirmó que tampoco votaría la ley de patente única, aunque la misma contara con el apoyo del Congreso de Intendentes.

“No se puede tener tamaña mezquindad, tener actitud negativa con nuestra sociedad. Por encima del partido está la gente (…) No se puede poner la mayor cantidad de palos en la rueda y no resolver nada, para pasar mejor condiciones a posteriori”, remarcó Mujica.

En referencia a esto señaló que “la mayor dificultad la tiene Uruguay adentro de sí mismo y al parecer no ha aprendido nada. Mantiene los mismos defectos y no puede desarrollar las virtudes elementales que la época y el tiempo moderno impone”.

“El tiempo que va a venir es de naturaleza distinta, es por lucha, es por la vida. Por eso por mantenernos, por mantener nuestra identidad en el mundo necesitamos construir un alero. Y ese alero se llamar Mercosur y el día de mañana debería llamarse América del Sur”, manifestó el mandatario.

Esto “va a llevar su tiempo, pero no hay que perder el rumbo. Si ante la primera dificultad tiramos todo por la borda, solo nos quedamos en la soledad”, advirtió. “¿O alguien sueña que algún día llegaremos a negociar con la Comunidad Europea solos, o con el espacio hindú solos?, se preguntó y se contestó: “Difícil que el chancho chifle”.

El mandatario dijo que los vecinos de Uruguay en el Mercosur: “No nos precisan por masa, sino que nos precisan políticamente”. “Comerciar no es transitar por un potrero tranquilo, siempre están los intereses económicos que se sienten pisoteados. Hay que hacer lo posible porque esos intereses vayan menguando para que la economía fluya”. Ante esto, remató: “Algún día se darán cuenta, la importancia política que tiene el Mercosur”.