Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, no solicitará a los legisladores del Frente Amplio (FA) que “cierren filas” detrás del Impuesto a la Concentración de Inmuebles Rurales (ICIR).

Lo principal es la “libertad de opinión”, explicó el mandatario este domingo en declaraciones formuladas al diario La República, y reprochó la división que a su juicio existe entre el campo y la ciudad.

A su vez, Mujica dijo que en la sesión del Consejo de Ministros de este lunes conversará con los secretarios de Estado que aún no estamparon su firma en el proyecto –Aguerre y Pintado, de ganadería y transporte respectivamente- y aseguró que la propuesta será aprobada por consenso.

“Pero después en el parlamento todo estará en manos de la fuerza política. Yo no voy a pedir que cierren filas, por el contrario: lo principal es la libertad de opinión, porque es un tema discutible”, señaló el mandatario.

Mujica agregó que “(algunos hombres de campo), no todos, creen que se puede vivir sin la ciudad; y desde la capital algunos quieren que vivamos a costilla del campo (…) ¡No, no! Tenemos que vivir con el campo, pero no a costilla del campo. Y el campo tiene que aportar lo suyo, pero todo tenemos que aportar”.