Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo en su audición de M24 que su gobierno se propone administrar “la bonanza”. Sostuvo que el gobierno tiene mucho por hacer aunque algunos digan que Uruguay está bien porque está “viviendo una coyuntura dinámica y que para nada importa lo que hacen los gobiernos”.

Mujica reconoció que el país vive un período de “bonanza” porque “la materia prima que produce vale”, pero criticó a aquellos que sostienen que los gobiernos no son responsables de esos buenos períodos.

“Cuando todos los números indican que vamos bien, algunos dicen que vamos bien por obra y gracia del Espíritu Santo. Porque estamos viviendo una coyuntura dinámica y que para nada importa lo que hacen los gobiernos, como si no tuviéramos experiencia que los gobiernos, tal vez por sí solos no pueden jamás crear una coyuntura económica favorable, pero sí la pueden arruinar”, dijo el mandatario.

Al respecto, indicó que el gobierno sí tiene por delante una ardua tarea que es la de administrar los recursos para que puedan atacarse los problemas más urgentes de la sociedad.

“Debemos administrar lo mejor que podamos esta bonanza y buscar que esta bonanza contribuya, por un lado, a suturar los más graves problemas que tenemos. Por el otro, que no se pare la gallina de los huevos de oro, que significa la reproducción permanente de la escala del trabajo”, manifestó.

El equilibrio entre el reparto de recursos y la reinversión fue un tema abordado por el presidente, pues dijo que no hay que perder de vista la inversión para que la economía siga su camino ascendente.

“Todos hablan que hay que sacarle a los que más tienen y, por lo tanto, repartir con los que no tienen. Linda cosa de decir, pero naturalmente que esto genera resistencia y respuesta sorda. Una de esas respuestas es que para que la economía siga creciendo y generando recursos hay que invertir. Pero para invertir, el que invierte tiene que tener como (…) una ganancia probable bastante segura, si no, patatín patatán, para empatar difícilmente que trabaje. Esta es una tendencia humana”, dijo el mandatario. También aclaró que crecimiento no es igual a desarrollo y que por eso “mucho tiene que hacer el gobierno”. Sin embargo, recalcó no olvidar “la otra parte”, la de que “no puede haber desarrollo si no hay crecimiento que multiplique los panes”.

Según Mujica, ese es el “dilema de hierro” que tiene el gobierno por delante.