En lo que va del actual gobierno, se ha erradicado casi 80.000 hectáreas de hoja de coca ilegal en el Perú, cifra que ha sido calificada por la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) como un hecho histórico, informó el representante peruano ante el Organismo de Estados Americanos (OEA), Juan Jiménez.

Dicha cifra, explicó, fue expuesta por la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), durante la reunión de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (Cicad) que se realiza en Washington, Estados Unidos.

"Este avance en el proceso de erradicación de cultivos ilegales ha sido considerado como un hecho histórico por la Unodc. Son casi 80.000 hectáreas en lo que va del Gobierno", manifestó en declaraciones a la Agencia Andina.

Dijo, además, que en la presentación peruana en la Cicad se ha destacado que a la fecha se entregó más de 12.700 títulos de propiedad a los agricultores que dejaron atrás el cultivo de la hoja de coca ilegal, destinado al narcotráfico.

Ello, remarcó, se da como parte de una política sostenible de sustitución de cultivos, y la meta a julio de 2016 es entregar un total de 50.000 títulos, cifra que, estimó, se logrará en vista de los avances alcanzados al momento.

Modelo de referencia

Jiménez destacó que el modelo de lucha antidrogas peruano se está convirtiendo en una suerte de referente en la región, y durante la Cicad se ha planteado cooperar con los países latinoamericanos que enfrentan esta problemática.

"La experiencia peruana es integral, la erradicación va de la mano con la sustitución de cultivos de hoja de coca y la respectiva ayuda técnica, la titulación de predios para pasar a la legalidad, la promoción para el ingreso al mercado nacional e internacional. Es un paquete que demanda inversión pública sumamente necesaria", indicó.

Durante la actual sesión de la Cicad en Washington, los 34 países de la OEA discuten la problemática de la droga, el estado de la cuestión de esta materia y los avances que han registrado en la lucha contra dicho problema.

Para esta cita, el Perú, a través de Devida, expuso los avances registrados en lo que va del Gobierno y envió productos como café y chocolates cultivados por campesinos que dejaron la siembra de coca, los mismos que hoy fueron degustados por los participantes.

"Otra noticia de importancia hoy en Washington tiene que ver también con el hecho de que Lima será sede de la Cicad en la sesión de noviembre y que el Perú asumirá la presidencia de este organismo", agregó Jiménez.