Viena.- Irán sigue cumpliendo con las principales restricciones a su actividad nuclear impuestas por un acuerdo con potencias mundiales pese a la retirada de Estados Unidos, pero podría ser más rápido y proactivo para dar acceso adicional a los inspectores, dijo el jueves el organismo de control nuclear de Naciones Unidas.

En su primer reporte de este tipo desde que el presidente Donald Trump anunció la retirada de Washington del pacto el 8 de mayo, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que Irán permaneció dentro de los límites sobre el nivel hasta el que puede enriquecer uranio, de sus existencias de uranio enriquecido y otros ítems.

Sin embargo, el OIEA pareció criticar a Irán por su lentitud para autorizar las llamadas inspecciones de "acceso complementario" bajo el Protocolo Adicional del OIEA, que Teherán está implementando en virtud del acuerdo. Dichas inspecciones a menudo se realizan con poco tiempo de aviso.

"La Agencia (...) ha tenido accesos complementarios en virtud del Protocolo Adicional en todos los sitios y localidades de Irán que necesitaba visitar", dijo el OIEA en un reporte confidencial visto por Reuters y que fue enviado a los estados miembros.

"Una cooperación proactiva y oportuna de Irán para proveer ese tipo de acceso facilitaría la implementación del Protocolo Adicional y mejoraría la confianza", agregó.

El reporte llega en momentos en que Francia, Gran Bretaña y Alemania intentan salvar la parte medular del acuerdo, que consiste en un alivio de sanciones a cambio de restricciones sobre la producción de combustible nuclear. Trump está reimponiendo sanciones contra Teherán, amenazando con hundir el pacto y generar una represalia por parte de Irán.

El OIEA ha defendido el acuerdo en reiteradas oportunidades y ha dicho que el pacto creó "el régimen de verificación más robusto del mundo".

Trump ve varias "fallas" en el acuerdo, que incluyen que muchas de sus restricciones caducan con el tiempo y que no aborda el programa de misiles balísticos de Irán o su papel en conflictos regionales, como las guerras en Siria y Yemen.

Algunas compañías occidentales como la petrolera gigante francesa Total han dicho que podrían tener que retirarse de Irán debido a la decisión estadounidense. Altos funcionarios de los otros países firmantes del acuerdo -Francia, Gran Bretaña, Alemania, Rusia, China e Irán- se reunirán el viernes en Viena para discutir próximas medidas.