La primera dama, Nadine Heredia, dijo que los programas sociales y productivos que impulsa el Gobierno apuntan a reducir las brechas de desigualdad y generan mejores oportunidades de desarrollo en zonas de pobreza y pobreza extrema.

Desde la comunidad cusqueña de Occopata, donde visitó un encuentro artesanal, gastronómico y agropecuario, Heredia Alarcón hizo un llamado para que se aprovechen estas oportunidades, pensando en la familia y los hijos.

En el caso de los programas productivos, como Procompite, remarcó la necesidad de que los productores se asocien y mejoren así su competitividad y la diversificación de lo que elaboran, en sectores como la agricultura y artesanía.

"La idea es diversificar (...) traer más programas para aumentar la productividad", señaló en su recorrido por la zona.

Refirió, además, que en el tema productivo no solo se otorga la oportunidad sino que también se acompaña con la asistencia técnica.

Respecto a las iniciativas sociales, recordó, se cuenta con Cuna Más, Beca 18 y Juntos, y otros que en conjunto tienen una "contundencia a nivel nacional" para los sectores pobres con miras a mejorar sus calidades de vida.

A manera de ejemplo, destacó los esfuerzos del Ejecutivo por impulsar la educación a través de un presupuesto que ha marcado un hito en la historia del país, y dijo esperar que los siguientes gobiernos lo continúen.

"Invertimos más que otros gobiernos de la época republicana en educación. La inversión en educación es un hito fundamental (...) Sin educación, aunque tengamos recursos naturales, no hay futuro posible", indicó.

La Primera Dama mencionó, además, que el Gobierno mantiene su promesa de seguir trabajando y llegar a cada rincón del país, sobre todo donde hay pobreza y pobladores en situación de vulnerabilidad.

"El Gobierno tiene una visión clara: crecer con inclusión social. Nos esforzamos por mantener el crecimiento del país, incluso en épocas de crisis mundial seguimos creciendo y somos envidia, pero ese crecimiento no sirve de nada si no lo distribuimos", añadió Heredia.

También reiteró que pese a críticas mal sanas y denuncias que buscan embarrar, se sigue defendiendo los esfuerzos por la educación y la productividad, políticas que implican un cambio cualitativo en el país.