Phoenix, EE.UU. El gobierno de Estados Unidos dispondrá desde el 1 de septiembre de aviones no pilotados para vigilar la frontera suroeste con México, mientras intensifica la seguridad en sus límites en un año electoral, dijo este lunes una alta funcionaria.

La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, dijo que la agencia de aduanas y protección de fronteras comenzaría a volar el avión Predator B, a partir del miércoles desde Corpus Christi, Texas, prolongando la vigilancia con naves a una extensión de casi 3.200 kilómetros con México.

"Con el despliegue del Predator en Texas, ahora podremos cubrir la frontera suroeste desde el sector de El Centro en California hasta el Golfo de México en Texas, brindando asistencia aérea clave en la vigilancia al personal en terreno", dijo Napolitano en rueda de prensa.

"Este es otro paso crucial tomado para garantizar la seguridad de la frontera y es una herramienta importante para el sistema de seguridad", agregó.

La inmigración ilegal y la seguridad a lo largo de la porosa frontera con México se han convertido en temas polémicos este año, mientras los demócratas en el gobierno intentan conservar su mayoría en el Congreso en las elecciones del 2 de noviembre.

Previamente este mes, el presidente Barack Obama promulgó una ley de US$600 millones que financiará la contratación de unos 1.500 nuevos agentes de patrulla fronteriza e inspectores de aduana, además de otros funcionarios que trabajarán en la frontera. La ley también servirá para comprar dos aviones no pilotados más.

Napolitano dijo que las naves adicionales que serán adquiridas, junto con la que comenzará operaciones pronto en Texas, incrementarían a seis aviones la flota aérea de la agencia de aduanas y protección fronteriza para inicios del 2011.

Los aviones Predator B son fabricados por el contratista en defensa General Atomics. Transportan equipos sofisticados como cámaras de visión diurna y nocturna que los operadores usan para detectar contrabandistas de personas y drogas, y pueden mantenerse en el aire por 30 horas cada vez.