La Habana. Las negociaciones de paz que buscan acabar con más de 50 años de conflicto en Colombia seguirán pese a que la guerrilla suspendió un cese unilateral del fuego, pero el ambiente en las conversaciones en La Habana entre el Gobierno colombiano y las FARC es tenso, dijo este viernes uno de los negociadores del grupo rebelde.

"Los diálogos de paz van a continuar; no se detienen por estos hechos", dijo el guerrillero Pablo Catatumbo, al anunciar la suspensión de un encuentro con la prensa para hablar sobre desminado.

"Hay un ambiente tenso que ha empañado en estos días las negociaciones", agregó.

Las FARC habían anunciado más temprano el viernes que suspendían un cese unilateral del fuego que comenzó en diciembre, tras un ataque de fuerza militares colombianas en el que murieron 26 insurgentes.