Katmandú. Nepal, que ha sido azotado por devastadores terremotos, pedirá a donantes internacionales que apoyen un plan de reconstrucción que costaría unos 6.600 millones de dólares a cinco años, dijo el sábado el Gobierno.

Dos terremotos, el 25 de abril y el 12 de mayo, mataron a 8.787 personas y destruyeron más de medio millón de casas, afectando a 2,8 millones de personas en la nación de los Himalayas.

Las pérdidas en la economía por el peor desastre sufrido en la historia de Nepal ascienden a 7.000 millones de dólares, incluyendo al turismo, dijo el Gobierno en un reporte.

Suman Prasad Sharma, un funcionario del Ministerio de Finanzas, dijo que 36 países y 24 agencias de donación han sido invitados a una conferencia el 25 de junio para que se comprometan a apoyar la reconstrucción.

"Tenemos expectativas de un apoyo muy generoso y bueno de nuestros donantes durante la conferencia", dijo Sharma en Katmandú. Actualmente, Nepal obtiene dos tercios de las necesidades financieras para su desarrollo económico de la ayuda internacional.

Funcionarios del Gobierno han dicho que aún si los donantes no pueden comprometer más ayuda, podrían ayudar al país condonando la deuda que Nepal les debe o retrasando el calendario de pagos.

Se espera que el crecimiento económico anual de Nepal se desacelere a un 3,04 por ciento, el menor ritmo en ocho años, desde el estimado previo del 4,6 por ciento, según estimados oficiales, debido al impacto de los terremotos en el turismo y la infraestructura.

Los terremotos también han sido un golpe a los esfuerzos de Nepal por reducir la pobreza, ya que incrementaron el número de pobres en 700.000 para un total de 7,78 millones, según Govind Raj Pokharel, vicepresidente de la Comisión Nacional de Planeación.