Buenos Aires. El ex presidente de Argentina Néstor Kirchner continúa evolucionando favorablemente y salió este martes de la sala de cuidados intensivos, tras una cirugía por una afección arterial, informó su médico personal.

Kirchner, quien ahora es diputado y tiene una gran influencia en el gobierno de su esposa, la presidenta Cristina Fernández, fue sometido hace dos días a una operación de urgencia por una patología de su arteria carótida derecha tras sufrir trastornos de movilidad en un brazo.

"Pasó de cuidados intensivos a cuidados generales. Su evolución sigue siendo favorable", dijo en una nota el médico personal de Kirchner, Luis Buonomo.

"Lo han pasado a sala general, está muy bien. Hay Kirchner para rato. Lo digo con mucha alegría, no solamente obviamente por ser su compañera de toda la vida, sino porque me enorgullece como marido pero me enorgullece mucho como militante, como dirigente político", dijo por su parte la presidenta Fernández en un acto en la sede del Gobierno.

Kirchner, de 59 años, gobernó Argentina entre 2003 y 2007, cuando fue sucedido por su esposa.