Washington. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, pidió a Estados Unidos que busque un mejor acuerdo para limitar el programa nuclear de Irán y dijo que presionará a los legisladores en Washington para que no abran "una vía libre a la bomba" para Teherán.

Netanyahu dijo que habló con legisladores demócratas y republicanos, con casi dos tercios de los representantes en la Cámara de Representantes y una proporción similar de senadores, sobre el asunto nuclear de Irán.

El primer ministro de Israel ha sido un duro crítico del marco de acuerdo que potencias mundiales e Irán alcanzaron el jueves, argumentando que amenaza la supervivencia de Israel.

En apariciones en la televisión de Estados Unidos el domingo, Netanyahu no repitió sus comentarios del viernes de que cualquier acuerdo final debe reconocer el derecho de Israel a existir.

"Este no es un asunto partidista y tampoco es un asunto exclusivo de Israel", dijo Netanyahu sobre el marco de acuerdo en el programa de televisión de CNN "State of the Union".

"Este es un asunto mundial porque todo el mundo estará amenazado si el estado terrorista más prominente de nuestro tiempo tiene infraestructura para producir no una bomba nuclear, sino varias".

En CNN, la senadora demócrata Dianne Feinstein dijo que no cree que el acuerdo amenace la supervivencia de Israel y tuvo duras palabras para Netanyahu.

"No creo que sea de ayuda para Israel oponerse a esta oportunidad para cambiar una dinámica que va cuesta abajo en esa parte del mundo", dijo Feinstein.

Netanyahu molestó a la Casa Blanca y a algunos demócratas cuando aceptó una invitación de los republicanos para hablar ante el Congreso el 3 de marzo, dos semanas antes de las elecciones en Israel en las que se presentó como candidato.

Netanyahu negó que se esté coordinando con el jefe de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, quien visitó Israel la semana pasada, para tratar de bloquear el acuerdo.

Israel, que se cree es el único Estado con armas nucleares en Oriente Medio, dice que Irán quiere su destrucción.