Pasar al contenido principal
Nicaragua: cuatro muertos y heridos dejan enfrentamientos por elección de Ortega
Jueves, Noviembre 10, 2011 - 06:41

Confrontaciones entre sandinistas y opositores se desencadenaron el lunes. El opositor Partido Liberal Independiente pidió anular las elecciones y repetirlas.

Disturbios de opositores y partidarios del reelecto presidente Daniel Ortega en dos municipios del norte de Nicaragua dejaron cuatro muertos y 10 heridos, informó ayer la policía.

Los disturbios dejaron "un muerto en Siuna y tres muertos en San José de Cusmapa", afirmó el portavoz policial Fernando Borge en conferencia de prensa.

Los muertos son un activista del gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) y tres opositores del Partido Liberal Independiente (PLI, derecha), precisó.

El primer disturbio ocurrió la tarde del martes en la localidad de Coperna, municipio de Siuna, en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), a 500 km al noreste de la capital, durante un enfrentamiento entre opositores y la policía, donde falleció un militante del FSLN por herida de bala, dijo Borge.

Según la policía, los simpatizantes de la alianza PLI dispararon con armas de fuego contra un grupo de agentes que habían llegado a la localidad a controlar a los manifestantes, inconformes con los resultados de los comicios, en los que Ortega obtuvo su reelección con más de un 62% de votos.

La agresión dejó siete policías heridos, de los cuales cinco fueron alcanzados por disparos en diferentes partes del cuerpo, y dos fueron golpeados.

Posteriormente los opositores mataron supuestamente con arma de fuego al secretario político del FSLN de la zona, Donaldo Martínez, indicó Borge.

El otro incidente -esta vez entre opositores y partidarios del gobierno- se produjo en la localidad El Carrizo, municipio de San José de Cusmapa, departamento de Madriz, al norte de Managua, donde murieron tres activistas del PLI, también por impactos de bala, agregó.

Las víctimas fueron identificadas como Mercedes Torres, 70 años; José Torres, 22; y Elmer Torres, de 35, precisó Borge.

Entre los heridos figuran un dirigente sandinista del lugar que fue macheteado en una pierna y dos opositores heridos con arma de fuego, agregó.

Los disturbios ocurrieron durante las protestas que opositores al gobierno realizaron después de los comicios del domingo en los que el presidente Ortega fue reelecto con una ventaja de 35 puntos sobre su principal rival del PLI, Fabio Gadea.

Gadea desconoció el lunes los resultados de los comicios tras denunciar un "fraude" de "proporciones inauditas", debido a una serie de irregularidades, y llamó a sus seguidores a protestar para exigir que se realicen nuevas elecciones con un tribunal electoral independiente.

Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) denunciaron dificultades en su labor, mientras que la delegación de verificadores de la Unión Europea (UE) criticó la "falta de transparencia" en los comicios de Nicaragua y la parcialidad del organismo electoral, que integran una mayoría de magistrados sandinistas.

Piden repetir elecciones. El Partido Liberal Independiente (PLI) pidió repetir los comicios en Nicaragua en los que el presidente Daniel Ortega salió reelecto para subsanar una serie de anomalías que dicen haber detectado en el proceso del domingo, pero de las cuales no mostró evidencias.

"Cuando unas elecciones se hacen mal, se hacen unas nuevas para corregir lo que está mal hecho", dijo Fabio Gadea Mantilla, el ex candidato presidencial del PLI, en conferencia de prensa.

El vocero del Consejo Supremo Electoral, Félix Navarrete, desvirtuó los señalamientos del PLI al asegurar que "no merecen mayor comentario porque las cifras arrojadas por el conteo de votos son claras".

Los datos oficiales dan a Ortega un 62% de los votos y a Gadea cerca del 31%. Todas las encuestas preelectorales vaticinaron una arrasadora victoria del actual mandatario.

El líder político instó a sus partidarios a asumir una actitud de "resistencia pacífica" en sus comunidades, pues "son entendibles las manifestaciones de indignación, frustración y protesta" por los resultados electorales. Dijo que el mismo encabezó una protesta el martes en la tarde pero que fueron agredidos por civiles simpatizantes del gobierno.

Gadea Mantilla dijo que algunas de las irregularidades ocurridas en los comicios fueron "constatadas" por las misiones de observación electoral de la Unión Europea y la Organización de los Estados Americanos, entre las cuales mencionó que no dejaron entrar a los fiscales de su partido en las juntas receptoras de voto, que hubo boletas de votación marcadas de antemano y que en vez de 400 votos que es la capacidad de cada urna aparecían 750, pero no identificó dónde.

Empresarios preocupados por el poder de Ortega. La dirigencia del empresariado nicaragüense expresó preocupación ayer por la concentración de poder en manos del presidente Daniel Ortega, tras su contundente triunfo en las elecciones presidenciales y legislativas del pasado domingo.

"Estamos ante una situación donde nos preocupa el poder absoluto" que tendrá Ortega desde el Parlamento, dijo en declaraciones a la prensa el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri.

Ortega fue proclamado vencedor de los comicios presidenciales con un 62,65% de los votos, mientras que su partido, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) habría obtenido 60 de los 90 escaños del Congreso, según proyecciones no oficiales.

Autores

ElHeraldo.hn