Managua. Nicaragua resolvió llevar a la Corte Internacional de La Haya las diferencias que mantiene con Costa Rica por los trabajos de dragado del río San Juan, que han llevado las relaciones bilaterales a un estado de tensión e incluso el gobierno de Laura Chichilla ha denunciado la presencia de tropas nicaragüenses en territorio de Costa Rica.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció que llevará el tema a La Haya. "Quiero dar a conocer oficial y formalmente que Nicaragua dará los pasos correspondientes, a lo inmediato, para presentar este caso ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para que diga quién tiene la razón, que no lo digan las armas", puntualizó.

El mandatario ofreció una cadena nacional, en la que apareció rodeado por los mandos superiores del Ejército y la Policía Nacional y miembros de su gabinete de Estado, informó Pueblo en Línea.

En la oportunidad dio cuenta de los diferendos limítrofes que ha enfrentado Nicaragua y puntualizó que su gobierno no recurrirá a las armas ni a los discursos belicistas para dirimir el conflicto, "porque no queremos que se derrame sangre de hermanos centroamericanos".

Ortega consideró que la Organización de Estados Americanos (OEA) no es el organismo competente para ver el tema. Puntualizó que “lo diga la CIJ (Corte Internacional de Justicia) que es la que tiene los instrumentos, la información para conocer el caso; la OEA no tiene ninguna información, por eso esperamos que Costa Rica acepte la propuesta nicaragüense de ir ante la Corte Internacional de Justicia para que diga dónde hay que colocar los mojones limítrofes".

El Consejo Permanente de la OEA se reunirá este miércoles, por petición de Corta Rica, para analizar la denuncia de que Nicaragua violó su territorio.