Diputados opositores denunciaron presiones desde la corte suprema de justicia nicaraguense que aprobó un proyecto de ley que busca quitar inmunidad parlamentaria para todos aquellos congresistas que no aprueben un decreto presidencial del gobierno de Daniel Ortega.

La iniciativa busca ratificar en sus cargos a 23 funcionarios públicos de distintos poderes del estado cuyos períodos ya vencieron y otros que tienen sus cargos a punto de vencer. 

El diputado Wilfredo Navarro, del Partido Liberal Canstitucionalista (PLC) y primer secretario de la Junta Directiva del Parlamento, sostuvo que están dispuestos a aprobar la ley que derogaría el decreto presidencial 3-2010, pese a las amenazas de cárcel e incluso agregaron que van a ir “hasta la muerte” con esa inicitiva.  

“Ya muchos de nosotros sufrimos cárcel así que tendrán que matarnos, porque es la única forma en que nos podrán detener”, dijo el parlamentario.

 El legislador calificó a los magistrados orteguistas Francisco Rosales y Ligia Molina y al magistrado de facto Rafael Solís como representantes de la Mara Salvatrucha o de la pandilla delictiva Los come muertos, por haber resuelto ayer que los opositores actúan en desacato a la autoridad, de acuerdo a laprensa.com Navarro brindo una conferencia de prensa junto a Oscar Moncada, primer vice presidente de la Asamblea Nacional, José Pallais, presidente de la Comisión de Justicia, y Adolfo Martínez Cole, jefe de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN), quienes dijeron que lo firmado en la Sala Constitucional no tiene ningún valor jurídico.