Pasar al contenido principal
Nicaragua: denuncian que Daniel Ortega compra a delegados electorales de cara a presidenciales
Miércoles, Noviembre 2, 2011 - 06:36

La atención en la nación centroamericana está centrada en si habrá una segunda vuelta electoral, aunque todas las encuestas coinciden que el presidente Daniel Ortega logrará fácilmente obtener el triunfo este domingo 6 de noviembre.

El panorama electoral en Nicaragua comienza a calentarse a cuatro días para que los ciudadanos acudan a las urnas a elegir su nuevo mandatario para los próximos cinco años.

El gobernante y candidato a la reelección Daniel Ortega continúa con su campaña basada en el clientelismo gubernamental, distribuyendo títulos de propiedad, bonos y haciendo ofrecimientos para un segundo mandato consecutivo.

Mientras la dividida oposición denuncia actos de favoritismo, pero a la vez se ataca entre sí para decepción de sus seguidores.

Denuncias. Los miembros del Movimiento por Nicaragua hicieron este martes un llamado a "votar sin miedo", por un candidato "que respete la Constitución Política" y que "no tenga antecedentes de corrupción".

En conferencia de prensa encabezada por Carlos Tunnerman, analista y ex secretario de la Universidad Nacional de Nicaragua, el MN solicitó a los ciudadanos capacitados para votar, "cuidar y defender" el voto de "manera cívica".

El mensaje de esta agrupación es casi un correo contra Ortega, que ha sido inscrito como candidato violando la Constitución, según sus opositores y para el ex presidente Arnoldo Alemán que salió del gobierno salpicado de corrupción.

Los políticos opositores al régimen están viviendo el natural nerviosismo en la cercanía de las elecciones y se curan en salud ante los eventuales resultados adversos. Grupos afines al partido Liberal Constitucionalista denunciaron que el FMLN está sobornando a fiscales para que se hagan los "papos" a la hora del conteo. Los del PLI, igual han denunciado lo mismo.

"Sin miedo y con confianza. Pensando en las consecuencias de nuestro voto para el futuro de nuestros hijos y el futuro de Nicaragua. Y sabiendo que nuestro voto es secreto y que no estamos solos. Tenemos observadores electorales nacionales e internacionales que están velando por el respeto a nuestro voto. Y una ciudadanía cercana y comprometida para apoyarnos en todo el territorio nacional", indica el pronunciamiento leído por Tünnerman.

La presidenta del Movimiento Por Nicaragua, MPN, Violeta Granera, manifestó que se están organizados en todo el país, "vigilando el voto" en los centros de votación. Los miembros del MPN se estarán coordinando con otras organizaciones de la sociedad civil.

Seguridad. Aunque el tema de la seguridad, ausente de las promesas de campaña electoral, no figura entre las principales preocupaciones de los nicaragüenses, agobiados por la pobreza (45% de los 5,8 millones de habitantes) y el subempleo (53%), hay una percepción de aumento en la criminalidad, reconocen las autoridades policiales.

Nicaragua se proyecta como un país seguro, con una tasa de homicidios de 13 por cada 100.000 habitantes, en una región con uno de los niveles de violencia más altos del mundo, donde circulan casi tres millones de armas de fuego, dos de cada tres en forma ilegal.

La directora de la Policía, comisionada Aminta Granera, estimó que la seguridad en Nicaragua "es un lujo" en comparación con los países vecinos. Las tasas de homicidios, según diversos estudios de la ONU, oscilan entre 50 y 80 por cada 100.000 habitantes, en Honduras, El Salvador y Guatemala.

"Hemos sido un muro de contención" a las actividades del crimen organizado y del narcotráfico, lo que es una prioridad de este gobierno", afirmó el portavoz de la Policía, comisionado Fernando Borge. No obstante, en 2010 Estados Unidos incluyó por primera vez a Nicaragua entre los países con mayor tráfico de drogas de la región, lo cual fue aceptado como una "realidad" por el gobierno de Ortega.

"La contaminación, la epidemia (del narcotráfico) está en toda la región", dijo Ortega, aunque asegura que el país "tiene la posición más fuerte" para combatirlo y ha demandado en reiteradas ocasiones a Estados Unidos proveer más recursos a Centroamérica para esta lucha.

A pesar de su retórica antiimperialista, Ortega mantiene convenios de cooperación con Estados Unidos para efectuar patrullajes conjuntos frente a las costas nicaragüenses.

Autores

ElHeraldo.hn