Managua, Andina. Nicaragua denunciará a Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya por presunto desacato de medidas cautelares emitidas por ese tribunal el pasado 8 de marzo en el marco de un diferendo limítrofe entre ambas naciones centroamericanas, informó este domingo una fuente oficial.

El director jurídico de la cancillería nicaragüense, César Vega, en declaraciones que divulga este domingo el portal oficial "El 19 Digital", anunció que Nicaragua denunciará este lunes "las provocaciones" de Costa Rica y las acciones que pretende realizar en una zona fronteriza en disputa entre ambos países, reveló DPA.

El jefe del Ejército nicaragüense, general Julio César Avilés, denunció este sábado que Costa Rica pretendía ingresar a la zona en disputa con personal civil y representantes de la Convención Ramsar, algo que Nicaragua interpreta como un "acto de provocación" y un desacato a un fallo preliminar emitido por la CIJ el pasado 8 de marzo.

En la nota el gobierno de Nicaragua reitera que su derecho de dragar un afluente cercano a la frontera con Costa Rica "es incuestionable e incontestable y nadie puede oponerse a ello, por cuanto está sustentado en el derecho internacional y también ha sido reiterado y ratificado por la Corte".

Nicaragua afirma que su vecina Costa Rica está interpretando de "manera antojadiza y malintencionada" la resolución de la corte internacional que no aceptó un pedido del gobierno de San José para que Managua suspendiera las labores de limpieza del afluente en mención.

El funcionario de la cancillería nicaragüense, César Vega, reiteró que su gobierno interpreta las acciones que pretende realizar Costa Rica como "un acto de provocación" porque de por medio está previsto un encuentro binacional el próximo 12 de abril, para organizar trabajos conjunto en la zona en disputa.

El gobierno de Nicaragua aceptó este viernes pasado una propuesta de Costa Rica para celebrar una reunión el próximo 12 de abril con el objetivo de abordar temas relativos al combate al narcotráfico, informó la cancillería en Managua, en el curso de la semana que concluye.

La aceptación oficial figura en una carta enviada por el canciller nicaragüense, Samuel Santos, a su par costarricense, René Castro, y divulgada por el ministerio del Exterior.

Samuel Santos anunció que él encabezará la comitiva oficial, que integrarán el jefe del Ejército, general Julio César Avilés, y las ministras de Gobernación (Interior), Ana Isabel Morales, y de Recursos Naturales, Juana Argeñal, así como Carlos Argüello, agente de Nicaragua ante la CIJ.

Se trata de un encuentro para que las partes dialoguen acerca de cómo combatir el narcotráfico a lo largo de la frontera común, como lo ordenó la CIJ en su sentencia del pasado 8 de marzo.

Ese día, el máximo tribunal mundial respondió a una demanda de Costa Rica, que acusó a Nicaragua de causar "graves daños ambientales" en el territorio fronterizo de isla Calero/Los Portillos, que Nicaragua llamada Harbour Head y ambos países reclaman como suyo.

La CIJ ordenó a los dos países retirar soldados o policías del sitio en litigio y encomendó a Costa Rica monitorear un humedal de interés internacional que está en el sector, pero fuera de la zona en disputa.

Costa Rica solicitó a una misión de la Convención Ramsar sobre humedales que haga una visita al sector, en cumplimiento con el fallo de la corte, previa comunicación a Nicaragua que ha vetado tal visita.

Al respecto, el canciller Santos manifestó que la reunión del 12 de abril podría aprovecharse para coordinar tal visita, de conformidad a lo establecido por la Corte de La Haya en su sentencia.