Managua, Xinhua. El jefe del Ejército de Nicaragua (EN), general Julio Avilés, admitió un intenso trasiego de drogas por el país, enclavado en el "corredor" del mayor tráfico de estupefacientes entre el sur del continente y Estados Unidos, el mayor consumidor, según declaraciones difundidas este jueves en la prensa local.

"Nicaragua y los nicaragüenses nos encontramos en un corredor de la droga", aseguró Avilés en declaraciones a la prensa oficial en el marco del XXXIII aniversario de fundación del EN.

Avilés dijo que en el sur del continente se cultivan alrededor de 200.000 hectáreas de droga, que devienen cada año en una producción de 1.500 a 1.700 toneladas de cocaína.

Reveló que 80% de la droga es trasladada por cárteles mexicanos hacia Estados Unidos, el mayor mercado continental.

Nicaragua se ha convertido en la "punta de lanza" para garantizar la seguridad nacional y aún centroamericana, dijo.

Avilés dijo que Nicaragua constituye un "muro de contención" para evitar que los niveles de violencia y criminalidad del "triángulo del norte", formado por Guatemala, El Salvador y Honduras, repercutan en Costa Rica y Panamá.

"El combate al narcotráfico y el crimen organizado, además del auxilio a la población en caso de emergencias causadas por desastres naturales, son entre otros los principales retos enfrentados por las Fuerzas Armadas", aseguró Avilés.

Según el Estado Mayor del EN, este año las incautaciones suman 3,5 toneladas de cocaína en aguas nicaragüenses, 15 lanchas rápidas, visores nocturnos, pasamontañas, 40 armas de guerra, y la captura de 20 narcotraficantes en 30 operativos.

Del año 2000 a la fecha las confiscaciones alcanzan las 120 toneladas de droga.

Avilés planteó "el impacto destructivo" en la sociedad nicaragüense si esos 120.000 kilos incautados hubieran ingresado a los principales núcleos poblacionales del país.

Factor Televisa. Destacó igualmente la detención el pasado 23 de agosto de un grupo de falsos periodistas de la cadena mexicana Televisa, que ingresaron por el puesto fronterizo norte de "Las Manos", limítrofe con Honduras.

"Estas personas durante años estuvieron trasegando droga por toda la región, y ese es un golpe dado al trasiego de droga o de plata (dinero), con la captura de estos sujetos, quienes dijeron ser de una televisora mexicana", recordó Avilés.

Señaló que contra los 18 mexicanos detenidos hay un proceso investigativo para determinar los delitos de lavado de dinero, crimen organizado y transporte internacional de estupefacientes.

Explicó que el grupo, que transportaba US$9,2 millones, está encabezado por Raquel Alatorre y será sometido a una audiencia inicial oral y pública el próximo 18 de septiembre.

Televisa envió a un delegado a Nicaragua para aclarar que los detenidos son ajenos a la empresa.

Además, las autoridades nicaragüenses detuvieron a 24 personas sospechosas de pertenecer a una red de traficantes de droga que operaba en Centroamérica y encabezada por el costarricense Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", preso y enjuiciado en Guatemala.

Entre los acusados figuran el ex magistrado suplente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Julio Osuna, y el ex empresario de espectáculo Hanry Fariñas, quien resultó herido en un atentado donde murió el cantautor argentino Facundo Cabral, en Guatemala.

A "El Palidejo" se le señala como autor del asesinato de Cabral, pero su objetivo era Fariñas, de acuerdo a fuentes policiales.

Osuna es acusado de emitir una cédula de identidad a éste, con nombre nicaragüense, por la suma de        US$1.500.

Avilés también reconoció los niveles de seguridad existente en Nicaragua, que "marcan grandes diferencias" con el resto de países del área.

En 2010 Nicaragua aprobó la Ley de Seguridad Democrática que establece el "sistema de inteligencia nacional", y establece la coordinación entre EN, Policía Nacional (PN), Poder Judicial, Fiscalía, Aduana y Dirección de Migración y Extranjería.

Coordinación regional. El jefe castrense aseguró que está en operación una coordinación e intercambios de experiencia e información entre los países centroamericanos con el propósito de coordinar el combate a la narcoactividad.

Expertos en seguridad coinciden en señalar a Honduras como "la plataforma del narcotráfico" en Centroamérica.

Honduras capta hasta el 80% de los cargamentos aéreos de droga, y es punto de origen de los mayores embarques a Estados Unidos, dijo el experto en seguridad, Roberto Orozco.

Orozco también dijo que el narcotráfico es una de las expresiones más "penetrante" del crimen organizado en Centroamérica.

Recordó en la revista "Envío" que hace 18 meses el narcotráfico había "penetrado" ya el tejido social nicaragüense, y logrado un "legitimación social".

"Decíamos que esa legitimación social se expresaba de manera más clara en la costa Caribe nicaragüense, en las comunidades indígenas, donde se estaban asentando las estructuras internacionales del narcotráfico", rememoró Orozco.

Orozco también dijo que el narcotráfico colombiano actúa llegando hasta la costa Caribe desde las islas de San Andrés, con abundantes fondos y pagan a residentes comunitarios por sus servicios, que incluyen el abasto de combustible, comida, seguridad y refugio temporal.