Managua. Al analizar la crisis diplomática por la que atraviesan Nicaragua y Costa Rica, el diputado de la Bancada Democrática Nicaragüense y ex canciller, Eduardo Montealegre Rivas, considera que el trasfondo del conflicto radicaría en que el gobierno de Daniel Ortega busca evitar la observación electoral internacional de los comicios presidenciales de 2011.

Opinó que el mandatario “obviamente lo que anda buscando, detrás de todo, a mi juicio, es que no haya observación electoral internacional y si no hay observación de la OEA no hay europea ni tampoco nacional. Eso es lo que quiere, que nadie lo esté supervisando; yo creo que pudo haber sido un montaje”.

Sin embargo, el también ex canciller, Francisco Aguirre Sacasa, dijo que ello sería una victoria momentánea, pues una elección si observadores internacionales provocaría repudio.

Aguirre advirtió que la “unidad que hemos logrado los nicaragüenses y que ha tratado de capitalizar Daniel Ortega, tendrá una duración relativamente breve, porque en nuestro país es difícil de enfocar un tema por mucho tiempo. El tema del Río San Juan estará como máximo una semana, y volverá al tema de la gobernabilidad interna en el tema político”, dijo El Nuevo Diario.

Además indicó que la amenaza de Ortega de salirse de la OEA podría ser un paso en falso, pues el organismo interamericano sobrevivirá a la salida de Nicaragua.