Managua. El Gobierno de Nicaragua rechazó por "injerencista", un proyecto de resolución de la Organización de Estados Americanos (OEA) que condena actos de violencia contra ciudadanos que exigen cambios democráticos en el país centroamericano.

La resolución fue patrocinada este lunes en el Consejo Permanente de la OEA en Washington por las representaciones de Argentina, Brasil, Canadá, Estados Unidos, México, Perú, Chile y Colombia, hecho calificado por el Gobierno nicaragüense como "un acto injerencista en los asuntos internos que únicamente competen al Gobierno de Nicaragua".

En la nota oficial, el Gobierno nicaragüense, "rechaza y denuncia enérgicamente" la declaración del organismo hemisférico la que califica como una maniobra política injerencista "que sin el consentimiento de Nicaragua se está tratando de llevar en el plenario del Consejo Permanente de la OEA".

"El Gobierno de Nicaragua no acepta la conformación de ninguna comisión especial del Consejo Permanente de la OEA para tratar asuntos internos y desconoce todas las reuniones del Consejo Permanente que se realicen sin el consentimiento de nuestro Gobierno" subraya la declaratoria del Gobierno nicaragüense.

Nicaragua encara una ola de protestas surgidas desde el pasado 18 de abril, luego que el Gobierno del presidente, Daniel Ortega presentara un paquete de reformas al sistema de la seguridad social, hecho que originó enfrentamientos callejeros entre grupos opositores y la Policía Nacional, sin precedentes en el país.