Managua. Al igual que el ex presidente cubano, Fidel Castro, quien respaldó al líder libio, Muammar Gaddafi, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, respaldó al gobernante africano.

Para Ortega, Gaddafi "está librando una gran batalla (...) y en estas circunstancias está buscando dialogar, pero defendiendo la integridad de la nación, que no se vaya a desintegrar, que no vaya haber anarquía".

El mandatario nicaragüense describió que en ciudades libias "hay saqueos de comercios, hay destrucción. Aquello es terrible", informó El Nacional.

Y agregó que “el país esta paralizado. La situación es trágica (…) Ahí es la anarquía, están quemando los comercios no sólo a los libios sino a empresarios de otros países europeos que están huyendo”.

Ortega hizo esas declaraciones en el acto de conmemoración del 77 aniversario de la muerte de Augusto C. Sandino.

Otro mandatario latinoamericano cercano a Gaddafi es el presidente venezolano, Hugo Chávez, quien en 2009, en el marco de la II Cumbre de América Latina- África, le regaló una réplica de la espada de Simón Bolivia, diciéndole: “en nombre de nuestro pueblo, de la revolución bolivariana, te la entrego a ti, soldado revolucionario, líder del pueblo libio, de la revolución libia, de los pueblos de África y líder también para los pueblos de América Latina".

Posteriormente también afirmó que "lo que es Bolívar para nosotros, es Muammar al Gaddafi para el pueblo libio", señaló El Universal.