El presidente encargado, Nicolás Maduro, y el líder opositor, Henrique Capriles, continúan su precampaña en Venezuela en busca del voto el próximo 14 de abril para elegir al nuevo mandatario.

Maduro aseguró en la red social Twitter que la oposición planea “retirarse” de las elecciones del próximo 14 de abril, en las que se medirá con Capriles, o bien “cantar fraude”.

“La derecha se prepara para retirarse de las elecciones o cantar fraude. ¡Todos alertas para vencer en cualquier escenario! Respeto al árbitro electoral”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter @NicolásMaduro, que estrenó el fin de semana.

Maduro hizo esta acusación basándose en un editorial del diario opositor El Nacional, que ayer calificó de Doña mentira a la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, y consideró que el ente “es un apéndice del Ejecutivo”.

El rotativo publicó el editorial luego de que Lucena defendiera el domingo último la “solidez e integridad” del sistema de votación en ese país, al rechazar que la subsecretaria adjunta para América Latina de Estados Unidos, Roberta Jacobson, pidiera “unas elecciones abiertas, justas y transparentes” en Venezuela.

“Si algún CNE ha recibido la mayor cantidad de acusaciones de fraude es este que preside doña Lucena”, añadió El Nacional.

Alternativa. El candidato opositor a la Presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, aseguró que no es la oposición, sino una alternativa de solución para el país, e insistió en debatir con su rival y gobernante encargado, Nicolás Maduro.

“Hay que convencer a todos que nosotros no somos la oposición sino somos la solución”, afirmó Capriles en un discurso que pronunció ante seguidores durante una visita al estado Bolívar (suroeste).

Capriles, que este fin de semana se trasladó al occidente del país, indicó que va a confrontar a “los mentirosos” y que su lucha “es contra los mentirosos y los corruptos”.

Advirtió de que los ministros a los que el Gobierno responsabilizaba “de los problemas” son los que ahora “quieren gobernar”.