Caracas. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, realizó un llamado a la paz y la conciencia del pueblo de esta nación suramericana ante intentos desestabilizadores de la derecha local por "sabotear" la economía.

En declaraciones a medios venezolanos desde Irán, Maduro afirmó que está "pendiente" de lo que ocurre en el país y exhortó a la confianza en su gobierno para resolver los problemas que existen en este inicio de 2015.

El presidente Nicolás Maduro, arribó el pasado viernes a Irán como parte de una gira presidencial que ha venido realizando por varios países, entre ellos China y Rusia, y que continuará por las naciones miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

"El llamado es muy sencillo a la paz y al trabajo. Nosotros ya sabemos qué clase de oposición tenemos, el año pasado sabotearon la economía, crearon protestas que dejaron 43 muertos y quisieron sabotear la Navidad y no pudieron", precisó.

El inicio de 2015 ha estado marcado por largas colas en los supermercados públicos y privados del país para adquirir bienes de primera necesidad después de una temporada navideña que disminuyó considerablemente las provisiones y profundizó la escasez de algunos productos, situación que persiste desde hace varios meses.

Las filas para comprar, desde detergente hasta harina precocida de maíz, carnes y artículos de higiene personal, han aumentado, causando malestar en la población.

Ante este escenario, Maduro felicitó el trabajo realizado por el vicepresidente, Jorge Arreaza, y otros funcionarios de su gabinete, quienes esta semana se han reunido con los sectores productivos y de distribución del país para solventar la situación en torno al desabastecimiento de productos.

"Yo veo los contrastes hoy: por un lado, los revolucionarios del gobierno trabajando, inaugurando obras, viviendas, entregando créditos a comunas, trabajando por el abastecimiento, y por el otro, sectores que tratan de llenar de rumores el país y los cobardes dirigentes políticos de la oposición con doble cara", expresó.

El presidente venezolano se reunió con su homólogo, Hassan Rouhaní, para concretar estrategias conjuntas ante la caída de los precios del petróleo dentro de la OPEP.

También se espera que el líder venezolano visite más países miembros de la OPEP, incluida Arabia Saudita, para discutir la caída del mercado petrolero.