Montevideo. Los gobierno de Argentina y Uruguay comenzaron a negociar el monitoreo conjunto que deben realizar en el río, tal como lo recomendó el fallo de la Corte Internacional de la Haya. Sin embargo existen algunas discrepancias en la forma en cómo éste se va a llevar adelante.

Según publica el diario argentino La Nación el gobierno de la presidenta Cristina Fernández no vio con buenos ojos la propuesta de su par uruguayo, José Mujica, de sumar a Brasil para la realización de los controles.

Hasta la noche de este jueves la presidenta Fernández y Mujica no se comunicaron, pero se espera que en esta jornada ambos mandatarios mantengan un contacto telefónico para hablar de este tema, según indica el matutino.

"Brasil podría sumarse para un plan ambiental general, pero más adelante. Ahora lo tenemos que hacer nosotros y Uruguay", dijo una fuente oficial del gobierno argentino a La Nación sobre la propuesta de Mujica.

Actualmente la Casa Rosada prefiere resolver junto con la administración de Mujica el monitoreo que ordenó la Corte y que, en el futuro, el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva se sume al cuidado ambiental del río Uruguay.

Fernández se reunió este jueves con su canciller, Jorge Taina, quien le rindió un informe de la reunión que mantuvo con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri.

"Es una muy buena noticia que va a permitir trabajar con más entusiasmo en lograr un efectivo y estricto cumplimiento del fallo de la Corte Internacional de La Haya", opinó Taiana.