París. El ex dictador panameño Manuel Noriega, que enfrenta una condena de 10 años de cárcel en Francia por lavado de dinero, tendrá que permanecer en prisión pendiente de un posible nuevo juicio, dijo el martes un dictamen judicial.

Abogados de Noriega, quien fue extraditado desde Estados Unidos este  lunes, habían pedido su inmediata liberación, citando su inmunidad como un ex jefe de Estado, su edad y un supuesto estatus de prisionero de guerra.

Noriega, de 76 años, seguirá detenido en la prisión de La Santé en París, según la orden del juez.

El ex informante de la CIA fue condenado en ausencia en Francia, por lavar ganancias obtenidas por el tráfico de cocaína a través de bancos franceses y de usar el dinero para comprar tres apartamentos de lujo.

Sin embargo, Noriega puede solicitar un nuevo juicio en Francia.

Noriega fue capturado en Panamá en enero de 1990, dos semanas después de que tropas estadounidenses invadieran el país en la mayor intervención militar estadounidense hasta ese momento desde la Guerra de Vietnam.

El gobierno estadounidense apoyó la solicitud de extradición de Francia y dijo que la Convención de Ginebra no se aplicaba al caso de Noriega.