Tras una semana de violentos enfrentamientos, este sábado poco a poco la normalidad retornaba a las calles de Ciudad de Panamá.

Durante los incidentes, que comenzaron por la aprobación de una ley que facultaba al gobierno a vender terrenos del Estado en la Zona Libre, murieron al menos tres personas.

“La normalidad y la tranquilidad ha vuelto a las calles del país tras las protestas de la última semana”, dijo a la AFP la portavoz de la Policía, Mara Rivera, informó La Prensa de Panamá.

Los disturbios provocaron el regreso del presidente panameño, Ricardo Martinelli, quien se encontraba de gira por Asia.

El mandatario anunció por su cuenta de Twitter que el Gobierno aprobará “un proyecto de ley derogando en todas sus partes la ley y sin excepciones”, señaló La Nación.cl.

En este contexto, este sábado en el Congreso, donde el oficialismo tiene mayoría, se aprobó con 57 votos a favor y ninguna abstención, en el segundo de tres debates, un proyecto de ley para derogar la polémica ley.

Según cálculos de la Cámara de Comercio panameña, los enfrentamientos provocaron pérdidas por unos US$40 millones.

Además, se dejaron de movilizar más de US$500 millones en bienes por la zona franca.

Llamado de la OEA. A través de un comunicado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llamó al diálogo "para alcanzar la paz social" en Panamá.

Valoró, en este sentido, la iniciativa de la administración de Martinelli, de solicitar la derogación de la ley que provocó el conflicto.

Para Insulza, la derogación de la ley 72 es el paso correcto para "poner término a los graves disturbios que provocaron la muerte de tres personas en la ciudad de Colón y abrir así espacios de solución al conflicto, a través de mecanismos de diálogo inclusivos y respetuosos".

Asimismo convocó a la "responsabilidad de todos los actores involucrados en el conflicto”

Este viernes, Martinelli en su cuenta de Twitter señaló que “la ley buscaba lo mejor para Colón pero tuvo poca aceptación. Procederemos a su derogación definitiva. Queremos paz y tranquilidad para todos".

El mandatario llegaría en la noche de este sábado al país, informó Panamá América.