Vladimiro Montesinos, ex asesor del gobierno de Alberto Fujimori, fue notificado para comparecer a la audiencia pública que se realizará en Luxemburgo para definir el decomiso definitivo a favor del Estado de dos cuentas con cerca de US$15 millones, confirmó el Ministerio Público.

Se ha cumplido con este procedimiento, precisan, a pedido de las autoridades de Luxemburgo y en sujeción a las garantías del debido proceso.

La audiencia pública se realizará el 26 de mayo en el Tribunal del Distrito de Luxemburgo, XVIII Sección Ciudad Judicial, Plateau du Saint-Espirit.

Las cuentas de Montesinos, cuya repatriación ha solicitado el Estado peruano, se encuentran en el Banque Generale du Luxembourg, actualmente BGL BNP Paribas. Tienen en conjunto cerca de US$15 millones, que incluyen el saldo inicial, más los intereses.

Fueron congeladas en su oportunidad a pedido de las autoridades judiciales peruanas, luego de comprobarse que eran producto de sobornos en la compra de equipos y armamentos para las fuerzas armadas, realizados durante la década de los noventa.

La Unidad de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones de la Fiscalía de la Nación desarrolla una serie de coordinaciones de manera directa con su homóloga del país de Luxemburgo, a fin de lograr la pronta repatriación de esos recursos.

Realizan esta labor en el marco de lo estipulado por la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y el Principio de Reciprocidad, que ha permitido a la autoridad judicial peruana solicitar, en julio de 2015, el decomiso definitivo a favor del Estado peruano.

"La recuperación de activos a la fecha, ha adquirido un prolijo marco de actuación en casos emblemáticos como Montesinos y otros casos similares, ello en virtud a la creación de la Unidad de Recuperación de Activos, decretada por el Fiscal de la Nación", indica el Ministerio Público.

Esta Unidad, creada en el 2015, está a cargo de Alonso Peña Cabrera, Jefe de la Unidad de Cooperación Judicial, quien realiza coordinaciones con las autoridades fiscales y judiciales nacionales y extranjeras a cargo de este caso, para obtener un resultado exitoso que marca un precedente importante en la recuperación de activos a nivel de toda la región de América Latina.