San José. El ministro de Justicia de Costa Rica, Hernando París, dimitió este martes por motivos personales, el quinto miembro del gabinete de la presidenta Laura Chinchilla que deja el cargo en lo que va de este año.

París, quien también fue ministro de Justicia con el anterior mandatario Oscar Arias, había anunciado su salida del cargo en Facebook desde hace cinco días.

"Mis metas a nivel personal y los compromisos que asumí con la presidenta se han cumplido", dijo en una conferencia de prensa el martes.

La renuncia de París ocurre en momentos en que el gabinete de Chinchilla ha sido sacudido con la salida de otros integrantes por escándalos.

El ministro de Transporte de Costa Rica, Francisco Jiménez, renunció a principios de mayo, luego de que salieran a la luz reportes de corrupción en su dependencia, y un mes antes lo hizo Fernando Herrero al Ministerio de Finanzas tras un escándalo de evasión de impuestos.

No hay indicios de que París esté envuelto en un escándalo.

Hasta ahora no han sido nombrados los relevos de Jiménez, Herrero y París. El portavoz presidencial Francisco Chacón dijo el martes que los nombramientos no se harán hasta que Chinchilla regrese a fines de mes de una gira por Europa.

Doce de los 23 ministros del gabinete con el que Chinchilla inició su administración han dejado el cargo en los últimos dos años.

"Esto evidencia que Laura no tenía un liderazgo propio. Buena parte de su equipo de trabajo no tenía una lealtad con la presidenta y es lo que me parece es evidencia de esta crisis", dijo Alberto Cortés, un analista político de la Universidad de Costa Rica.