Con carteles que decían "No habrá Copa", unas mil personas según la policía marcharon desde la céntrica Avenida Paulista hacia el oeste de la ciudad, en protesta contra la organización y los gastos públicos del torneo, que tendrá su jornada inaugural en San Pablo el próximo 12 de junio.

"La policía militar detuvo a 54 personas después que promovieron desorden", informó la institución en su cuenta de Twitter, citada por la página web de NTN24.

La Avenida Paulista, considerada como el corazón financiero de Brasil, fue el epicentro de la concentración, en la que un grupo de enmascarados quemó la bandera brasileña y escribió mensajes en grafiti en el piso de las afueras del Museo de Arte de Sao Paulo (MASP).

Los manifestantes critican los "excesivos gastos" para la realización del Mundial, el encarecimiento de los presupuestos financiados por el Estado por los atrasos de las obras y la falta de un legado en materia de infraestructura de transporte, hospitales y servicio públicos.

La protesta fue convocada en las redes sociales por los movimientos Territorio Livre (Territorio Libre) y Fórum Popular de Saúde (Foro Popular de Salud), con el apoyo de partidos radicales de izquierda que forman parte de la oposición al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, reseñó EFE.

El Mundial de fútbol tendrá lugar en 12 ciudades brasileñas hasta el 13 de julio.