Atenas. El nuevo gabinete de Grecia podría permanecer en funciones uno o dos meses más de lo planeado, dijo este sábado un funcionario del gobierno, pero de todas formas los griegos no deberían esperar un alivio en las duras medidas de austeridad que han soportado por dos años.

Este viernes, un gobierno nacional de unidad, liderado por el primer ministro y tecnócrata Lucas Papademos, asumió el poder con la tarea de abordar la enorme carga de deuda de Atenas y cumplir los términos del rescate de 130.000 millones de euros acordado con los prestamistas internacionales el mes pasado.

Papademos reemplazó a George Papandreou, quien desenterró años de encubrimiento de malas cuentas fiscales al comienzo de la crisis económica mundial y luego dio una feroz batalla para aprobar impopulares planes de austeridad frente una enconada oposición pública y política.

El nuevo gabinete combina a los principales políticos del gobierno socialista de Papandreou - entre ellos al ministro de Finanzas Evangelos Venizelos - con miembros de su principal rival político, el conservador Nueva Democracia.

También incluye al partido LAOS, que obtuvo una cartera en la primera aparición de un grupo político de extrema derecha en un gobierno desde el derrocamiento de la dictadura militar hace cuatro décadas.

Amargos rivales, los partidos han dicho que harán lo necesario para que Grecia cumpla con sus compromisos acordados con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional de cara a unas elecciones inicialmente previstas para el 19 de febrero.

Pero Theodoros Pangalos, viceprimer ministro de la administración previa que conservó el cargo, dijo que el Gobierno podría quedarse en el poder por más tiempo que el periodo inicialmente anticipado de 100 días.

"No sé si serán 100 días. Podrían ser 120 ó 150. En cualquier caso permanecerá durante el primer trimestre del año", afirmó Pangalos el sábado al canal estatal NET.

Visita de la troika. Los griegos han acogido en su mayoría al nuevo gobierno, diciendo que el pesimista y pragmático Papademos es más eficiente que aquellos políticos que pondrían demasiados intereses personales por sobre los del país.

Pero Pangalos advirtió a los votantes que no esperen un alivio de las duras medidas impositivas decididas previamente en el año para obtener tramos de ayuda financiera.

"El espacio de maniobra para cualquier alivio a las medidas en el 2012 es muy estrecho", señaló.

En su primera declaración como primer ministro, Papademos prometió cumplir con el acuerdo forjado el mes pasado con los líderes de la zona euro, que liberarán un tramo de 8.000 millones de euros para Atenas a fin de que el país no se quede sin fondos el diciembre.

"La principal tarea de este gobierno es implementar las decisiones, las conclusiones de la cumbre del 26 de octubre de los líderes de la zona euro, y en segundo lugar aplicar las medidas económicas que se derivan de estas decisiones", declaró.

Una fuente de la llamada "troika" compuesta por la UE, el FMI y el Banco Central Europeo (BCE) dijo que inspectores visitarían Atenas la semana próxima para hablar con el nuevo Gobierno y que sólo aprobarían el próximo tramo de ayuda una vez que el país haya cumplido con sus compromisos.