Monterrey, NL. Los ciudadanos de Nuevo León le dieron la espalda a los partidos políticos, bajaron las cercas y El Bronco se brincó las trancas. Jaime Heliódoro Rodríguez Calderón será el próximo gobernador.

Después de las 6 de la tarde, el periódico El Norte dio a conocer los resultados de una encuesta de salida, según la cual Jaime Rodríguez El Bronco, quien no fue postulado por algún partido político, tendría 46% de los votos; Ivonne Álvarez, del PRI, Nueva Alianza, PVEM y el Demócrata (local), 29%, mientras Felipe de Jesús Cantú, del PAN, 22 por ciento.

A las 8:05 de la noche, Jaime El Bronco Rodríguez Calderón se declaró virtual ganador de la contienda. Dijo que de acuerdo con los resultados de todas las encuestas de salida, su ventaja era ya irreversible.

Compartió que las métricas de su equipo le otorgaban 20 puntos de distancia respecto del segundo lugar.

Asimismo, pidió a sus contrincantes del PAN y del PRI aceptar los resultados electorales; sin embargo, dijo que estará atento a los resultados oficiales que emita la Comisión Estatal Electoral Nuevo León.

Dijo que su triunfo es contundente a pesar del aplastamiento que quiso hacer el sistema de su campaña.

El ex priísta afirmó que su triunfo representa un gran compromiso con los habitantes de Nuevo León: “En manos de ella estamos y siempre en manos de los ciudadanos estará el gobierno”.

Ya encarrerado soltó: “Éste es el inicio de la segunda revolución mexicana”.

Arropado por decenas de simpatizantes que se reunieron en el piso ocho del edificio Convex, dijo que espera que los partidos reconozcan la decisión de los ciudadanos y mencionó: “Qué bueno que le vamos a dar vacaciones seis años al PRI y al PAN”.

También anunció que habrá una fiscalía anticorrupción y que si bien su gobierno no hará una cacería de brujas, advirtió que sí mandará personas a la cárcel si se demuestra que robaron.

Reiteró que investigará a todos los ex funcionarios sobre los que haya indicios de que realizaron cosas indebidas en esta administración y en anteriores.

Tajante, aseguró que no volverá a militar jamás en un partido político y que les pedirá a sus colaboradores del primer nivel de gobierno que no lo hagan.

Se montó al gobernador. A las 9 de la noche, El Bronco ya se había montado a El Gobernador, un caballo tordillo con crines trenzadas en las que se paseó de un lado al otro del ruedo del lienzo charro, en el municipio de García, hasta donde había convocado a los reporteros para que lo miraran mientras cabalgaba junto con sus hijos, Alejandro, de nueve años, y Emiliano, de sólo tres, quienes aparecieron junto a él trepados en unos ponis.

De ahí se fue a su casa ubicada en el camino, a las faldas del cerro El Fraile, un cacho de cordillera de costillas plomizas y ralas.

Para el medio día ya lo esperaban para votar en la escuela primaria Serafín Peña, avanzó hasta el salón de primero A, donde estaba instalada la casilla.

Cuando salió de votar dijo que los partidos políticos tienen que mejorarse, reformarse y ser más útiles a la sociedad.

Comentó que después de esta elección, la gente va a despertar no sólo en Nuevo León, sino en los demás estados.
Ivonne Álvarez: elección cerrada

La candidata del PRI a la gubernatura de Nuevo León, Ivonne Álvarez, afirmó que de acuerdo con información de encuestas de salida de ese partido, tiene una ligera ventaja en la votación; sin embargo, la elección “está cerrada”.

La abanderada comentó que esperará a que la Comisión Estatal Electoral de Nuevo León dé a conocer cifras oficiales para después ofrecer un posicionamiento oficial respecto de lo ocurrido en la elección para gobernador.

Acompañada del líder estatal del PRI, Eduardo Bailey, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y del delegado del PRI, Enrique Jackson, entre otros, afirmó que su partido habría recuperado el municipio de Monterrey y ganado Guadalupe, Apodaca y Escobedo.

También comentó que el PRI lleva ventaja en más de la mitad de los distritos locales y federales en disputa.

Con megadeuda y sin mayoría en el Congreso. El bronco enfrentará a un Congreso estatal dividido, con el PAN y el PRI como principales fuerzas políticas.

De acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), hasta el cierre de esta edición, con 21,2% de las casillas computadas, el PAN registraba 36,93% de las preferencias electorales a nivel distrital, seguido por el PRI con 23,54%.

El líder nacional del PAN, Gustavo Madero, aseguró que en Nuevo León su partido es la principal fuerza política, con mayoría en los municipios y en los distritos locales y federales.

A esto se suma, quizá, uno de los retos más importantes para El Bronco: la elevada deuda pública.

Al primer trimestre del 2015, los pasivos del estado sumaron 61,077 millones de pesos, lo que representa 93,9% de sus ingresos y 225% de sus participaciones.