Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quiso organizar el asesinato de su par sirio Bashar al-Assad el año pasado, pero su secretario de Defensa ignoró la solicitud, según un nuevo libro que aún no se ha publicado.

El texto muestra cómo en ocasiones los asesores de mayor rango del mandatario han eludido sus instrucciones para limitar lo que consideran como un comportamiento dañino y peligroso.

El diario Washington Post publicó este martes fragmentos del libro titulado "Fear" escrito por el afamado reportero del caso Watergate, Bob Woodward. El libro, que aún no se ha publicado, es el último en detallar las tensiones que ha habido en la Casa Blanca durante los 20 meses de presidencia de Trump.

El libro muestra a Trump como una persona propensa a los arrebatos soeces y a las decisiones impulsivas. También describe un panorama caótico que, según Woodward, equivale a un "golpe de Estado administrativo".

El texto muestra cómo en ocasiones los asesores de mayor rango del mandatario han eludido sus instrucciones para limitar lo que consideran como un comportamiento dañino y peligroso.

Según el libro, Trump le dijo al secretario de Defensa, Jim Mattis, que quería mandar a asesinar a Assad después de que el presidente sirio lanzó un ataque químico contra civiles en abril de 2017.

Mattis le dijo a Trump que "trabajaría en ello", pero en su lugar desarrolló un plan para llevar a cabo un ataque aéreo limitado que no amenazó personalmente a Assad. El secretario de Defensa aseguró posteriormente a colaboradores que Trump actuó como "un estudiante de quinto o sexto grado", según el libro.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios sobre este u otros aspectos de los extractos del libro. El Pentágono, en tanto, se negó a referirse al asunto.

Woodward, quien logró fama nacional por sus informes sobre el escándalo Watergate en la década de 1970, habló con altos asesores del mandatario para escribir el libro, acordando que no revelaría cómo obtuvo su información, dijo el Post.

Entre otras revelaciones, el libro narra que Gary Cohn, el ex principal asesor económico de la Casa Blanca, robó una carta del despacho de Trump que el presidente planeaba firmar para retirar a Estados Unidos de un acuerdo comercial con Corea del Sur.

 

Cohn, quien intentó frenar los impulsos proteccionistas del mandatario, también planeó eliminar un documento similar que habría retirado a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, escribió Woodward.

Estados Unidos sigue siendo parte de ambos acuerdos comerciales mientras negocia unos nuevos términos.

El libro también cuenta que otros asesores han insultado a Trump a sus espaldas. Por ejemplo, el jefe de gabinete John Kelly lo llamó "idiota" y dijo: "Estamos en una 'Crazytown' (ciudad loca)... Este es el peor trabajo que he tenido".