Lima. El proceso de depuración de malos elementos de la Policía Nacional continuará y no se detendrá a pesar del cambio en el Ministerio del Interior, confirmó el nuevo titular del pliego, Daniel Urresti.

Informó que dicho proceso está siendo revisado por abogados y expertos jurídicos por tratarse de un tema con connotaciones legales.

El proceso de depuración, iniciado durante la gestión del ex ministro Walter Albán, apunta a retirar del servicio a aquellos efectivos policiales comprometidos en irregularidades y casos de corrupción, con la finalidad de mejorar la eficiencia y honestidad de la institución.

La depuración se llevaría a cabo a través de un proyecto de ley que el Ministerio del Interior está diseñando para discutirlo en el Consejo de Ministros y luego remitirlo al Congreso.

“Esto sigue trabajándose, los especialistas están analizando el tema”, manifestó.

No obstante, mientras ese proceso se prepara, Urresti reiteró que el Ministerio del Interior tomará las medidas necesarias para combatir la delincuencia en el país.

“Tenemos que trabajar en paralelo, este proceso de depuración sigue en curso, pero mientras tanto atacaremos la delincuencia con la Policía Nacional”, aseveró.

En cuanto a la eliminación del “24x24”, manifestó que se están evaluando las medidas para evitar que tenga un impacto negativo en la caja fiscal.

“Eso sigue para adelante y lo estamos trabajando con especialistas”, añadió.