Pekín, EFE. La primera gira al exterior del presidente Xi Jinping, apenas una semana después de ser elegido, comienza este viernes en Rusia y continuará, hasta el 30 de marzo, en Tanzania, Sudáfrica y República del Congo, en un claro gesto de Pekín hacia otros países emergentes y en desarrollo.

Xi, acompañado de su esposa, la célebre cantante Peng Liyuan (cuya agenda de actividades también ha causado mucha expectación) y de nuevos responsables de Asuntos Exteriores y planificación económica, inicia su andadura internacional en Moscú, una tradición entre los presidentes chinos.

Su antecesor, Hu Jintao, también viajó a Rusia poco después de su estreno como presidente, en 2003, y también es costumbre que los mandatarios rusos elijan Pekín como primer destino en sus giras.

En el país vecino, Xi se reunirá con su homólogo Vladímir Putin y con el primer ministro Dmitri Medvédev, además de asistir a la firma de acuerdos de cooperación en varios campos -entre ellos el energético- y a la inauguración del Año del Turismo de China en Rusia.

"El hecho de que visite Rusia poco después de que me haya convertido en presidente es un testimonio de la gran importancia que Pekín da a sus relaciones con Moscú", señaló el propio mandatario chino en la víspera de la gira.

En una agenda muy cargada para tan sólo 36 horas en el país vecino, Xi también ofrecerá un discurso en el Instituto de Relaciones Internacionales de Moscú y visitará el Ministerio de Defensa ruso y el memorial que recuerda la celebración en el exilio moscovita del Congreso del Partido Comunista de China de 1928.

En África, a las visitas bilaterales a Tanzania (días 24 y 25), Sudáfrica (25-26) y República del Congo (29-30) se une la presencia en la V cumbre de los países BRICS, los días 26 y 27 en la ciudad sudafricana de Durban, junto a mandatarios de Rusia, Brasil, India y el propio país anfitrión.

En este foro de naciones emergentes, China busca "mandar a la comunidad internacional mensajes positivos de unidad, cooperación y beneficio mutuo", en palabras del presidente chino.

El quinteto "se ha convertido en una importante fuerza para salvaguardar la paz mundial y promover el desarrollo común", añadió el mandatario.

La diplomacia china espera que en esta cumbre se avance en la integración financiera, particularmente en la creación de una reserva monetaria común "para dar seguridad y reducir riesgos en el sector financiero", en palabras del asistente del ministro de AAEE Ma Zhaoxu.

Asimismo, las visitas a los países africanos, en las que Xi se reunirá con los presidentes respectivos, quieren ser, según Pekín, una muestra de apoyo a la cooperación entre el gigante asiático y el continente.

"Sin importar los cambios del panorama internacional, China seguirá aportando y promoviendo los esfuerzos de África para lograr paz, estabilidad, prosperidad y desarrollo", aseguró Xi.

El mandatario presidirá la firma de acuerdos de cooperación empresarial, cultural, educativa y financiera con los tres países, y en Brazzaville, la capital congoleña, inaugurará un hospital y una biblioteca financiados con capital chino.

El viaje a estos países busca por otra parte transmitir una imagen positiva de la creciente presencia de China en el continente, ante las frecuentes acusaciones en los últimos años de "neocolonialismo" chino en África.

"En el continente africano hay entre uno y dos millones de empresarios chinos que han contribuido al desarrollo. A veces hay problemas y falta de entendimiento", reconoció al respecto el viceministro de AAEE chino, Zhai Jun, esta semana.

Algunos analistas han llamado la atención de que Xi haya escogido Rusia y África como primeros destinos en lugar de los principales socios comerciales de China (EEUU y la Unión Europea), aunque la diplomacia del país asiático niega que sea un "desplante" a Occidente.

"No significa que Xi no vaya a visitar después otros países, o que no dé importancia a las relaciones con otros", aseguró Zhai al respecto.

Durante su época en la vicepresidencia de China (2008-13), Xi ya llevó a cabo visitas al exterior para darse a conocer como futuro líder del país asiático, entre ellos una gira latinoamericana en 2009 (Brasil, Colombia, Venezuela y México), un viaje a EEUU el pasado año y varios a distintos países europeos.