Lima. El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski cumplió una semana intensa de trabajo que incluyó la adopción de su primera medida en temas de seguridad, uno de los puntos anunciados en su mensaje presidencial.

Una de las primeras medidas adoptadas por el presidente fue extender el estado de emergencia por 30 días en la provincia del Callao, cuyos habitantes sufren los estragos de organizaciones criminales que operan en esta región portuaria.

De este modo, Kuczynski inició el cumplimiento de las promesas anotadas en el mensaje a la nación que pronunció tras asumir la presidencia el pasado 28 de julio.

"Quiero una revolución social en mi país, anhelo que en cinco años, el Perú sea un país moderno, más justo, más equitativo y más solidario", subrayó en aquella ocasión, poco después de enumerar los problemas en materia de seguridad pública, recesión económica, falta de agua potable y corrupción.

Para el analista político Nelson Manrique, la primera medida adoptada por el presidente peruano es congruente con el mensaje presidencial, en especial cuando el mandatario resaltó los problemas que requieren pronta atención.

Para el analista Augusto Alvarez Ródrich, el gobernante peruano, desde los primeros días que asumió poderes, ha sabido como ganarse la voluntad de sus gobernados, con su estilo peculiar de trato directo con la población y los actores sociales de este país.

Manrique agregó que para continuar con su plan de trabajo establecido en su hoja de ruta, marcada en su mensaje presidencial, Kuczynski está sentando las bases para solucionar los temas pendientes en los próximos meses.

Otra de las problemáticas, que en esta semana se hizo pública, fue la supuesta existencia de un escuadrón de la muerte que operaba en el interior de la policía peruana, situación que obligó al gobierno a anunciar que en 10 días el Ministerio del Interior (MI) dará un informe para esclarecer esta denuncia.

"Emprender una lucha frontal contra la corrupción, comenzando en las altas esferas del poder, es imprescindible para poder realizar cualquier programa de cambio" , subrayó Manrique al evaluar el camino iniciado por la administración de Kuczynski en los primeros días de gobierno.

Según Manrique, otro punto a favor del mandatario fue el mensaje transparente sobre las tareas pendientes del país, el cual fue bien recibido por la población, pero no en el Congreso, dominado por el partido fujimorista Fuerza Popular (FP) con 73 congresistas de un total de 130.

"Parecen olvidar que el parlamento es una de las instituciones más desprestigiadas del país y, con su comportamiento, están contribuyendo a reforzar esa imagen negativa" , subrayó el analista.

El martes, las pugnas iniciales entre Presidencia y el FP se enfriaron un poco con la visita del primer ministro Fernando Zavala a la presidenta del Congreso, la fujimorista Luz Salgado, la cual se desarrolló en un ambiente relajado y contribuyó a enfriar las tensiones.

Con la visita, todo parece indicar que la habilidad del jefe de Gabinete de Kuczynski podría permitir consensos para que el Ejecutivo y el Congreso se pongan de acuerdo en temas de interés nacional.

Para el analista Augusto Alvarez Ródrich, el gobernante peruano, desde los primeros días que asumió poderes, ha sabido como ganarse la voluntad de sus gobernados, con su estilo peculiar de trato directo con la población y los actores sociales de este país.

"Sin perder en modo alguno la proyección de imagen de un jefe de Estado, está construyendo una buena relación con la opinión pública", subrayó el analista respecto a la manera en como se expresa el presidente al abordar temas de interés nacional.

Según el experto, Kuczynski también ha manejado con habilidad la praxis, con las medidas que implementó en los primeros días de su gestión, sobre todo en materia de seguridad en el Callao, que también es el principal puerto peruano.

"Intercala declaraciones sobre la importancia de la seguridad ciudadana o la reducción de un punto del Impuesto General a las Ventas (IGV), debe estar ayudándole al nuevo presidente a crear una relación de simpatía con la ciudadanía", expresó Alvarez Ródrich.

El analista precisó que en realidad estas medidas iniciales, que se generan en medio de la "luna de miel" tradicional al inicio de todo gobierno, se torna más amable gracias a la personalidad del mandatario que hasta el momento ha derrochado carisma.

El balance de la primera semana de gobierno de Kuczynski es positivo, de acuerdo con los analistas políticos, lo que suceda en las siguientes semanas y meses dependerá de la experiencia acumulada en su trayectoria como ministro de gobiernos anteriores.

Los próximos cinco años del gobierno de Kuczynski dependerán, en gran medida, de cómo manejará sus relaciones con el Congreso, donde la mayoría fujimorista ha prometido que "fiscalizará" todos los pasos del Ejecutivo.

Una de las tareas pendientes del presidente se realizará el próximo 15 de agosto, cuando su gabinete ministerial en pleno se cite ante el Parlamento para presentar su plan de gobierno y pedir su voto de confianza, previo a la petición de facultades extraordinarias.