La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y su principal rival en las elecciones del próximo 5 de octubre, la socialista Marina Silva, continúan empatadas técnicamente en intención de voto, según un sondeo divulgado este martes por la firma Vox Populi.

La encuesta sitúa a Rousseff con 36% de los votos en la primera vuelta, mientras que Silva obtendría el 27% y el socialdemócrata Aécio Neves, el 15%.

En el sondeo de la misma compañía de la semana pasada, Rousseff y Neves obtuvieron el mismo porcentaje, mientras que la intención de voto de Marina Silva fue del 28%.

En el caso de una segunda vuelta, a celebrarse el 26 de octubre si ninguno de los candidatos obtiene la mitad más uno de los votos válidos o más que todos sus rivales juntos, Marina Silva ganaría con el 42% de los votos, superando el 41% de Rousseff. Las cifras son idénticas que las divulgadas la semana pasada.

Si Rousseff, aspirante a la reelección por el Partido de los Trabajadores (PT), encarase en la segunda vuelta a Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), la actual jefe de Estado ganaría con el 47% de los votos frente al 36 por ciento del candidato socialdemócrata.

En el sondeo anterior, Rousseff obtuvo el 44% de intención de voto y Neves el 36%.

Marina Silva, ex senadora y ex ministra de Medio Ambiente, aparece en todas las encuestas como favorita para ganar los comicios, al frente del Partido Socialista Brasileño (PSB).

Inicialmente, Silva, conocida por su defensa del ambiente, era la vicepresidenta en la lista que encabezaba el ex gobernador de Pernambuco, Eduardo Campos, muerto el 13 de agosto junto a otras seis personas en un accidente aéreo y reemplazado por Silva al frente de la lista.

El sondeo, que tiene un margen de error de dos puntos porcentuales, consultó a 2.000 personas de 147 municipios el pasado fin de semana.