Ricardo Anaya Cortés, ganador de la contienda interna del PAN para presidente nacional de ese partido, anunció medidas de transparencia, de combate a los privilegios y de austeridad dentro del Partido Acción Nacional.

Anunció que hará públicas sus declaraciones patrimonial, fiscal y de intereses, y que reducirá a la mitad la nómina del partido y también en 50% el sueldo del presidente panista.

En entrevista en Grupo Imagen Multimedia, Anaya Cortés dijo además que se conducirá con austeridad, en los viajes que deba hacer, al realizarlos en clase económica.

Expuso que no va a tolerar un solo acto de corrupción dentro del PAN y que trabajará en la “urgente renovación y regeneración” de su partido.

Reveló asimismo que el blanquiazul regresará su enfoque hacia los jóvenes. Además, “vamos a reconocer que los ciudadanos están decepcionados de la política”, manifestó.

Sobre la postura que asumirá su partido en el contexto nacional, advirtió que su partido será una “oposición crítica”, pues “México no va por el camino correcto”.

Tras reconocer que su partido se ha alejado de los ciudadanos, manifestó su disposición a la reconstrucción de su partido:

El enemigo no está en casa, es tiempo de reencuentro y reconciliación. El enemigo está fuera”, anticipó.

Sobre sus aspiraciones de cara a la elección presidencial de 2018, dijo: “Primero México, luego el PAN y después el interés personal de cada quien”.

Adelantó que será un presidente del PAN incluyente: “Vamos a entablar diálogo” con Javier Corral, su contendiente por la presidencia nacional panista, y con su equipo de trabajo, para tenderle la mano sin reservas a él y a todo su equipo.