Río de Janeiro. El secretario general de la FIFA, Jéro Valcke, volvió a advertir a Brasil sobre los retrasos en la preparación del Mundial de futbol que el país albergará en doce ciudades, a partir del próximo 12 de junio, y pidió a los responsables por la organización no decepcionar a los aficionados

En entrevista difundida en video en la página internet de la entidad, en vísperas del día 90 en la cuenta regresiva para el inicio del mega evento futbolístico, el dirigente destacó que todavía falta inaugurar tres de los doce estadios que serán usados en el torneo, y se manifestó preocupado principalmente con las instalaciones temporales.

"El mayor desafío es que todas las instalaciones temporales estén en su lugar a tiempo", dijo Valcke, quien citó como ejemplo la situación en la sureña ciudad de Porto Alegre, cuyo estadio Beira-Rio, reinaugurado el mes pasado, todavía no ha iniciado la construcción de las instalaciones temporales.

"Fuera del estadio de Porto Alegre no hay pavimento, no podemos poner en su sitio todo el centro de televisión y el complejo de hospitalidad sin pavimento. No hablamos del pavimento que estás acostumbrado en tu casa. Hablamos de 140.000 metros cuadrados", enfatizó Valcke. "Lleva dos o tres meses instalar eso y estamos a tres meses del Mundial", añadió.

El número 2 de la FIFA concluyó las declaraciones con una alerta a todos que están involucrados en la organización del evento: "Hay que correr para finalizar todas las obras para que en el término de la Copa, todos los 32 equipos digan que este ha sido el mejor Mundial".

"Mi misión es garantizar que Brasil, FIFA y el Comité Organizador van a regalar este diamante al mundo", expresó el secretario general.