Belek. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió el domingo redoblar esfuerzos para eliminar al Estado Islámico en Siria y evitar más atentados como el ocurrido en París, mientras que los líderes europeos instaron a Rusia a concentrar sus esfuerzos militares contra los combatientes extremistas.

En declaraciones en la cumbre en Turquía de líderes del Grupo de las 20 mayores economías (G-20), Obama describió la masacre en París reivindicada por el Estado Islámico como un ataque contra el mundo civilizado y dijo que Estados Unidos trabajaría junto a Francia para hallar a los responsables.

La cumbre de dos días reunió a Obama y a otros jefes de Estado en una ciudad turca situada apenas a unos 500 kilómetros de Siria, donde un conflicto de más de cuatro años ha transformado al Estado Islámico en una amenaza global de seguridad y provocó la mayor migración hacia Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

"Tradicionalmente el G-20 ha sido un foro que discute los asuntos económicos que afronta el mundo (...) (pero) el cielo se ha oscurecido por estos horrorosos actos en París", dijo Obama en un comunicado después de reunirse con el presidente turco, Tayyip Erdogan.

"Estados Unidos y sus aliados redoblarán los esfuerzos para encontrar una solución pacífica al conflicto en Siria y evitar que los militantes del Estado Islámico lleven adelante ataques como el de París", sostuvo.

Obama y sus aliados occidentales enfrentan la interrogante de cómo deberían responder a la amenaza del Estado Islámico, ahora que el grupo ha demostrado nuevamente que su influencia va más allá de sus bastiones en Irak y Siria. Estados Unidos espera a continuación que Francia asuma un rol más activo en la campaña militar internacional contra el grupo yihadista.

Pero el jefe del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo que Rusia también debería reenfocar sus operativos militares contra el Estado Islámico, en lugar de sólo ayudar al presidente Bashar al-Assad, su aliado, a derrotar a la oposición siria.

"Debería haber un objetivo común para coordinar acciones contra Daesh (Estado Islámico) y es seguro que la cooperación entre Rusia y Estados Unidos sería crucial", declaró.

Obama y el presidente ruso, Vladimir Putin, sostuvieron una reunión bilateral el domingo en el marco de la cumbre del G-20, de acuerdo a las imágenes del video oficial sobre el encuentro, aunque no estuvo claro de inmediato el contenido de la conversación entre los dos líderes.

Rusia empezó a intervenir en el conflicto sirio hace un mes y medio con ataques aéreos contra áreas controladas mayormente por rebeldes moderados de la oposición, que exige la renuncia de Assad, y sus críticos dicen que el Kremlin no ha buscado combatir activamente al Estado Islámico.