Río de Janeiro. Debido a dudas sobre la seguridad, el presidente de EE.UU., Barack Obama, no realizará una aparición pública en una plaza del centro de Río de Janeiro, como cientos de brasileños esperaban.

La Agencia Brasil informó que el equipo de seguridad del mandatario estadounidense que realizará una gira por tres países de Latinoamérica, tuvo dudas sobre las garantías que entrega la plaza conocida como Cinelandia.

Los cuidados para asegurar la integridad del presidente Obama se habrían intensificado después que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobara acciones armadas en Libia.

Asimismo, se habían anunciado protestas de grupos de izquierda, informó La Tercera.

La suspensión decepcionó a los brasileños, pues la visita de Obama ha despertado tanto interés en Brasil que más de 10.000 personas les dejaron mensajes de bienvenida en la página web habilitada por la embajada de Estados Unidos.