México, EFE. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es esperado este jueves en esta capital para cumplir con la primera visita oficial a México desde que asumió el poder el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, el 1 de diciembre pasado.

Fuertes medidas de seguridad en la ciudad y restricciones en los vuelos del aeropuerto internacional marcan las horas previas a la llegada del gobernante estadounidense, que está programada para las 14.15 hora local (19.15 GMT).

El aeropuerto internacional de esta capital informó de que, con motivo de ese arribo, estarán suspendidas las operaciones de aterrizaje y despegue de aeronaves en la media hora previa a la llegada del avión que transporta a Obama.

Igual medida se adoptará este viernes, cuando está programado que el presidente estadounidense concluya su visita oficial a México y se traslade a Costa Rica, la segunda etapa de su gira por la región.

La capital mexicana cuenta este jueves con un refuerzo de seguridad en torno al Zócalo, la plaza principal de la ciudad y donde se encuentra el Palacio Nacional, sede del gobierno y donde Obama y Peña Nieto se reunirán a partir de las 15.00 hora local (20.00 GMT).

También existen cordones de seguridad en la zona hotelera del barrio de Polanco, donde se alojará el gobernante estadounidense y la comitiva que lo acompaña.

La agenda de Obama en México incluye una rueda de prensa en el Palacio Nacional que compartirá con Peña Nieto, después de su reunión bilateral, y una cena en la residencia presidencial de Los Pinos, cerrada a la prensa.

Este viernes, a partir de las 09.30 hora local (14.30 GMT), Obama ofrecerá un discurso en el Museo de Antropología de esta capital, que será su última actividad en México antes de emprender su vuelo hacia la capital costarricense.

Coincidiendo con la llegada de Obama, el diario local Reforma publicó este jueves una encuesta que indica que el mandatario estadounidense tiene un grado de aprobación favorable en México del 54%, por encima del 47% que tenía antes de que fuera reelegido, el 2012.

La encuesta fue levantada entre el 15 y el 17 de marzo pasado con una muestra nacional de 1.515 personas consultadas en sus viviendas.

Según fuentes oficiales, en su reunión de este jueves Peña Nieto y Obama revisarán la agenda bilateral y sentarán las bases de un diálogo que vaya más allá de seguridad y migración, los dos temas que han marcado hasta ahora los vínculos entre las dos naciones.