Vineyard Haven, EE.UU. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reanudó el sábado sus esfuerzos por reducir la influencia de corporaciones en las campañas políticas, criticando a los republicanos por mantener al público "en la oscuridad" al oponerse a una ley de reforma.

En su discurso semanal por radio e internet, Obama dijo que los estadounidenses están viendo los efectos del fallo de la Corte Suprema que permitió a las compañías y otros grupos gastar montos ilimitados en anuncios electorales.

Los demócratas están a favor de una ley para bloquear el impacto del fallo que la corte emitió en enero. Los republicanos la están obstaculizando.

"Mientras caldea la temporada política, los estadounidenses se preparan para ser asediados con llamados telefónicos, correos electrónicos y anuncios en televisión de campañas electorales en todo el país", dijo Obama, quien se encuentra de vacaciones en la isla Martha's Vineyard, en Massachusetts.

"Pero este verano, también verán un flujo de anuncios con ataques lanzados por oscuros grupos con nombres que suenan inofensivos. No sabemos quiénes están detrás de estos anuncios y no sabemos quiénes está pagando por ellos", aseveró.

La nueva ley cambiaría eso, dijo el mandatario. El texto incluye medidas para obligar a las corporaciones, sindicatos y otros grupos a desclasificar sus roles de financiamiento en campañas políticas por televisión, ya sea a favor o en contra de candidatos específicos.

En noviembre, los republicanos buscarán recuperar el control de la Cámara de Representantes y el Senado en las elecciones legislativas de Estados Unidos.