Washington. El presidente Estados Unidos, Barack Obama, emitió este lunes un decreto que declara a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional, impuso sanciones a siete personas y expresó su preocupación por el tratamiento que da el gobierno en Caracas a sus opositores.

"Funcionarios de Venezuela que ahora y antes han violado los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y se han involucrado en actos de corrupción no serán bienvenidos acá, y ahora tenemos herramientas para bloquear sus activos y el uso que hacen del sistema financiero de Estados Unidos", dijo en una declaración el portavoz de la Casa Blanca Josh Earnest.

"Estamos profundamente preocupados por los esfuerzos del gobierno venezolano para aumentar la intimidación sobre los adversarios políticos. Los problemas de Venezuela no pueden resolverse criminalizando a los disidentes", agregó.

La Casa Blanca dijo que la orden ejecutiva apunta a personas cuyas acciones socavaron el proceso o las instituciones democráticas, que habían cometido actos de violencia o de abuso a los derechos humanos, han estado involucrados en prohibir o penalizar la libertad de expresión o funcionarios del gobierno vinculados a la corrupción pública.

Venezuela ofrecerá "pronto" una respuesta a un decreto firmado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Los intereses o propiedades que tengan en Estados Unidos las siete personas mencionadas en la orden serán bloqueados o congelados y se les negará el ingreso al país. A los ciudadanos estadounidenses también se les prohibirá hacer negocios con esos individuos.

La Casa Blanca pidió al gobierno de Venezuela que libere a todos los prisioneros políticos, entre ellos "docenas de estudiantes", y advirtió en contra de culpar a Washington por sus problemas.

"Hemos visto muchas veces que el gobierno venezolano trata de distraer sus propias acciones culpando a Estados Unidos o a otros miembros de la comunidad internacional por eventos que suceden en Venezuela", dijo Earnest en un comunicado.

"Esos esfuerzos reflejan una falta de seriedad por parte del gobierno venezolano para manejar la grave situación que enfrenta", agregó.

Venezuela ofrecerá "pronto" una respuesta a un decreto firmado el martes por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que declara al país sudamericano una amenaza a su seguridad nacional.

"Pronto daremos a conocer la respuesta de Venezuela sobre el alcance de estas declaraciones", dijo este lunes la canciller Delcy Rodríguez en una conferencia de prensa.

Obama además impuso sanciones a siete funcionarios venezolanos y expresó su profunda preocupación sobre el tratamiento que da el gobierno de Nicolás Maduro a sus opositores.