Washington. El presidente estadounidense, Barack Obama, volvió apuntar a los republicanos este viernes, al presentar nuevas ideas para estimular la economía e intentar mejorar las posibilidades de los candidatos de su Partido Demócrata en las elecciones legislativas de noviembre.

En momentos en que las encuestas muestran que los estadounidenses cuestionan su liderazgo en materia de economía, el presidente aprovechó una inusual conferencia de prensa en la Casa Blanca para enviar un mensaje que pinta a los republicanos como obstaculizadores y defensores de los ricos.

Obama dijo que las políticas republicanas implementadas durante el gobierno de su predecesor George W. Bush habían llevado a una "crisis financiera y a una terrible recesión de la que aún estamos tratando de salir hoy".

"Aunque la economía está creciendo nuevamente, el agujero que dejó la recesión fue enorme y el progreso (en salir) ha sido dolorosamente lento", señaló.

El mandatario dijo que los republicanos estaban manteniendo como rehén un alivio impositivo a la clase media para dar exenciones tributarias a los millonarios.

La conferencia de prensa coronó una semana en la cual Obama anunció propuestas de modestos recortes impositivos y de gastos destinadas a reactivar el crecimiento del empleo.

Un desempleo persistentemente alto amenaza con costar a los demócratas el control de la Cámara de Representantes, y probablemente el del Senado, en las elecciones del 2 de noviembre.

Obama anunció además formalmente que el economista Austan Goolsbee reemplazará a Christina Romer al frente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca.

Este respetado economista graduado en el prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts, de 41 años, ha tenido una presencia recurrente esta semana, explicando las últimas propuestas del presidente para impulsar el crecimiento y el empleo.