Washington. El presidente Barack Obama buscó este sábado destacar sus cualidades de liderazgo en política exterior, al describir como logros el retiro de las tropas estadounidenses de Irak y la muerte del depuesto gobernante libio Muammar Gaddafi.

En un mensaje que Obama posiblemente usará en su campaña por la reelección en 2012, el mandatario dijo que su liderazgo había hecho posible voltear la página a una década de guerra en Irak para centrarse en apuntalar la economía de Estados Unidos y reducir la carga nacional de deuda.

En su discurso semanal por radio e internet, Obama sostuvo que la muerte de Gaddafi y el anuncio de que todas las tropas enviadas por Washington dejarán Irak para fines de este año eran "poderosos recordatorios de que hemos renovado el liderazgo estadounidense en el mundo".

El énfasis en política exterior se produce mientras la percepción sobre el manejo de Obama de la economía es mayormente negativa, lo que ha provocado que sus niveles generales de aprobación bajen a alrededor de 42%, el menor porcentaje de su presidencia.

Con las dificultades económicas pesando sobre las mentes de los estadounidenses, Obama podría tener problemas para ganar apoyo político a partir de su mensaje sobre asuntos exteriores.

La muerte en mayo del líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, a manos de un equipo de elite de la Marina estadounidense en Pakistán sólo impulsó temporalmente los niveles de popularidad del presidente demócrata.

Obama mencionó a Bin Laden en su discurso del sábado y dijo que las victorias frente a Al Qaeda -junto con las políticas respecto a Irak y Libia- eran parte de "una larga historia" de éxitos.

"En Libia, la muerte de Muammar Gaddafi mostró que nuestro rol en proteger al pueblo libio y ayudarlos a liberarse de un tirano, fue correcto", manifestó. "En Irak, tuvimos éxito en nuestra estrategia terminar el conflicto", declaró.

Importantes políticos republicanos han criticado la decisión de que las tropas estadounidenses se retiren por completo de Irak, diciendo que eso alentaría a la vecina Irán.

Los republicanos también afirman que Obama ha perjudicado la imagen de Estados Unidos al promover una política de vinculación indirecta en las revueltas del mundo árabe.

Mitt Romney, el favorito para la nominación republicana a la candidatura presidencial, acusó previamente este mes a Obama de dejar de lado el enfoque de que Estados Unidos debería ser "la nación más fuerte sobre la Tierra".