Pasar al contenido principal
Obama dice a los hispanos que no reunciará a la reforma migratoria
Lunes, Julio 25, 2011 - 17:31

En un discurso al Consejo Nacional de La Raza, el grupo más importante de derechos civiles de los hispanos de EE.UU., el mandatario dijo que él y su partido se comprometieron a redoblar los esfuerzos para ayudar a los que aspiran a ser estadounidenses y a sus hijos.

Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo este lunes a los votantes hispanos que seguirá luchando por alcanzar un sistema de inmigración más justo y culpó a los republicanos de no poder materializar las reformas prometidas.

En un discurso al Consejo Nacional de La Raza, el grupo más importante de derechos civiles de los hispanos de Estados Unidos, el mandatario demócrata dijo que él y su partido se comprometieron a redoblar los esfuerzos para ayudar a los que aspiran a ser estadounidenses y a sus hijos.

"Voy a seguir con esta pelea", dijo Obama ante una multitud, agregando que entendía el "verdadero dolor y sufrimiento" causado por las deportaciones y los problemas que enfrentan los trabajadores indocumentados.

"Tenemos un sistema que separa a las familias, y castiga a jóvenes inocentes por las acciones de sus padres, negándoles la oportunidad de obtener una educación, de contribuir a nuestra economía o a servir en nuestras fuerzas armadas", dijo.

La reforma migratoria es un tema clave de cara a las elecciones 2012 para los hispanos, el mayor grupo minoritario de Estados Unidos. Los hispanos respaldaron a Obama por un margen de dos a uno en los comicios de 2008.

"Los demócratas y el presidente están con ustedes. No se confundan al respecto. Recuerden que esto es en lo que tenemos que avanzar con el fin de cambiar realmente las leyes", dijo.

Obama se comprometió a tener una ley de inmigración en el Congreso en su primer año de gobierno, pero la reforma no se ha concretado debido a que la atención durante su mandato ha estado enfocada principalmente en una reforma de salud y un paquete de estímulo económico.

En otra decepción para los hispanos que viven en Estados Unidos, Obama fracasó el año pasado en su intento de concretar el "Dream Act", una medida que habría encaminado a la ciudadanía estadounidense a inmigrantes ilegales que llegaron al país cuando eran niños.

Muchos votantes hispanos son conservadores en materia fiscal y podrían ser receptivos a las críticas de los republicanos por el cuestionado manejo económico de Obama.

La comunidad hispana fue duramente golpeada por la recesión, con una tasa de desempleo que se mantiene muy por encima de la media nacional.

Autores

Reuters