Kuala Lumpur. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el domingo que su país y sus aliados no se detendrán en la lucha para combatir a los extremistas de Estado Islámico, que capturarán a sus líderes y que cortarán sus vías de financiación.

"Destruir (a Estado Islámico) no es sólo un objetivo real, lo vamos a conseguir" dijo en una conferencia de prensa después de una reunión con líderes asiáticos en Malasia.

"Los destruiremos. Tomaremos los territorios en los que están actualmente, capturaremos a sus líderes, desmantelaremos sus redes y vías de suministro y los destruiremos", añadió.

Obama dijo que "sería útil" que Rusia se centrara en derrotar al grupo insurgente Estado Islámico y señaló que espera que Moscú esté de acuerdo en una transición en el liderazgo de Siria que implique la salida de su presidente.